Reconocimiento post mortem para René Favaloro

Los sobrinos del médico creador del Bypass, Roberto y Liliana Favaloro recibieron el titulo Honoris Causa en representación de su tío, fallecido en el año 2000, entregado por la Universidad Nacional de San Luis.

La Universidad Nacional de San Luis (UNSL) reconoció ayer, en el Auditorio Mauricio López, la figura del destacado médico cirujano torácico argentino, René Favaloro, con la entrega del título Honoris Causa Post Mortem por su valiosa contribución en el desarrollo de las investigaciones en el campo de las enfermedades cardiovasculares.

La distinción fue recibida por sus dos sobrinos, Roberto y Liliana Favaloro, que son los actuales miembros del consejo administrativo de la Fundación que lleva el nombre del prestigioso profesional que realizó el primer bypass aortocoronario del mundo.

En la actividad participaron el Rector de la UNSL, José Luis Ricardo; la Decana de la Facultad de Ciencias Humanas, Martha María Pereyra González; el Ministro de Salud, Julio Quevedo y el Director del Hospital San Luis, Eduardo Canteros, entre otros. También, asistieron estudiantes de la Licenciatura en Enfermería y del Centro Educativo Nº 8 "René Favaloro".

Luego de que los presentes entonaran las estrofas del Himno Nacional Argentino, la coordinadora de la carrera de Enfermería, Graciela Balanza, expuso una semblanza para recordar la vida "de un hombre que estaba convencido que la división entre las enfermedades del alma y del cuerpo, era una falsa dicotomía". En la biografía, destacó el pensamiento y la fuerte formación humanista del médico que decidió quitarse la vida el 29 de julio de 2000.

José Ricardo dijo que, con la entrega de la distinción, "se comienza a saldar una deuda que las universidades públicas tienen con la obra del doctor Favaloro", al que dedicó un poema del cantante y escritor Atahualpa Yupanqui. Instantes después, el rector de la UNSL entregó la distinción Honoris Causa a Roberto y Liliana, que la recibieron en representación de su tío.

Más tarde, Roberto ofreció una disertación sobre la misión, vida y obra de "una persona que sostenía que las cosas debían ser con pasión y honestidad. Y es lo que transmitió a toda la gente de la Fundación". Contó que entre las investigaciones más importantes que desarrollo, fue el trabajo para tratar los infartos de miocardio con un puente, que permite llevar sangre pura para evitar que se produzca el coágulo.

También habló sobre la formación de René y su paso por el Colegio Nacional de La Plata. Además mencionó un hecho que lo marcó de por vida: "tuvo una experiencia como médico rural en Jacinto Aráuz, La Pampa entre 1950 a 1961, donde profundizó su compromiso social para modificar una realidad compleja dialogando con los pacientes". Dijo que la estadía por Norteamérica, a partir de 1962, fue decisiva para consolidar sus conocimientos; fue en Estados Unidos donde comenzó su gran descubrimiento. "Cuando regresó a la Argentina, lo hizo con una ilusión que en el país del Norte hubiera tardado cinco años en concretar; aquí tardó 21", contó Roberto y concluyó que por esa razón "terminó de la manera que lo hizo", en alusión al suicidio.

La sobrina de René, Liliana Favaloro, lamentó la poca cantidad de gente que asistió al auditorio: "Me hubiera gustado que la sala hubiera estado más llena". Luego de expresar aquel deseo, brindó una conferencia a cerca de la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

Comentá la nota