Reconocimiento para tres mujeres lujanenses

Desde la Dirección de la Mujer se personificó el homenaje a todas las mujeres en tres incansables trabajadoras. Mayorina Borgatello de Lynn por su labor social; Esther Vilieri por su tarea en el ámbito de los Derechos Humanos, y Susana Pagani por su docencia cultural.
También se realizó una jornada solidaria en el barrio Ameghino, con aciertos y errores en la organización (ver nota aparte).

El acto central de Conmemoración por el Día Internacional de la Mujer se realizó el domingo en la plazoleta de la Mujer. Fue presidido por la intendenta Graciela Rosso, ante la presencia de funcionarios municipales, representantes de distintas organizaciones sociales y entidades que trabajan por los derechos de la mujer.

También se llevó a cabo una actividad en el barrio Ameghino, que abundó en buenas intenciones, muchas de las cuales quedaron truncas por grotescos errores de organización (ver nota aparte).

En la jornada del domingo, la jefa comunal entregó flores como reconocimiento a “mujeres destacadas en el municipio”, a partir de una iniciativa impulsada por la Dirección de la Mujer.

La primera de las reconocidas, en el ámbito de la cultura, fue la profesora Susana Pagani, “una vecina de gran trayectoria que ha contribuido, en Luján y en todo el país, para que las danzas folklóricas y originarias fueran difundidas y promocionadas”, según expresó Carla Isnaldi, directora municipal de la Mujer y Políticas de Género.

La segunda distinguida, en este caso en el área de la Tercera Edad, fue Mayorina Borgatello de Lynn, “por su solidaridad y su compromiso con la justicia social y con aquellos que se encuentran en situación más vulnerable”.

Por último, se destacó la labor en acción comunitaria de María Esther Vilieri (más conocida como “Chichita” Gowland) “por su trayectoria como luchadora de los derechos humanos y por su militancia y compromiso social”.

Luego, fue el turno de las palabras de Graciela Rosso: “Para nosotros es muy importante conmemorar este día, porque no lo hacemos sólo hoy sino siempre, con la creación de la Dirección de la Mujer y una política que tiene que ver con la igualdad de oportunidades, con el combate contra la violencia hacia la mujer y la familia”.

La intendenta destacó la importancia de que “las mujeres se desarrollen no sólo en su casa y en el ámbito privado sino también en el espacio público y, además, en los espacios de decisión política como ciudadanas de derecho”. Y agregó: “Queremos real igualdad de oportunidades para hombres y mujeres. Esa es nuestra lucha, porque todavía hay desigualdad”.

“La participación de las mujeres es a favor de una sociedad más justa. Si faltan la mitad de las opiniones en la toma de decisiones, si no se escucha la voz de las mujeres, falta la mitad de esa justicia que se busca”, agregó Rosso.

Con tono kirchnerista, la intendenta dijo que “para nosotros es muy importante este momento histórico, porque tenemos una presidenta mujer que tiene en consideración muchos aspectos que muchas veces no son los mismos que se tienen en cuenta cuando los hombres toman las decisiones. Lo mismo pasa en Luján y en el Congreso. La participación social es muy importante, pero muchas veces no alcanza si no hay una decisión política. Por eso también es fundamental la participación en ese ámbito”.

Para finalizar, la intendenta colocó una ofrenda floral en el monumento a las mujeres desaparecidas de Luján.

Por la noche, los festejos por el Día de la Mujer continuaron en el marco del ciclo “Cultura de verano”, como ya informó este medio en su edición del miércoles pasado.

“LO VIERON MIS NIETOS”

“Es una distinción que me tomó muy de sorpresa. No por exceso de humildad, sino porque hace años me habían nombrado Mujer del Año por la lucha por los Derechos Humanos. No es falsa modestia, pero lo que se consiguen son logros de la Comisión de Derechos Humanos”, dijo Esther “Chichita” Vilieri en diálogo con EL CIVISMO.

Férrea luchadora, Vilieri centró su explicación en temas muy actuales: “Nosotros apoyamos las cosas que creemos que entran dentro de los derechos humanos y tratamos de trabajar en ello. Públicamente dije que desde la Comisión firmamos el petitorio para que se cierre el Bingo. No lo hacemos por tener afinidad especial con la gestión actual, sino porque estoy convencida que el juego es un destructor de familias y de hogares. Lo vemos día a día. Eso tiene que ver con los derechos humanos. Es una adicción incontrolable”.

“Estoy muy feliz porque a nivel familiar lo vieron mis nietos. Uno tiene que tratar de dejarles un mundo mejor, hay que dejarles ejemplos válidos y la idea de que nunca hay que bajar los brazos. Y que también, el día de mañana, vean que su abuela, hasta el final de sus días, luchó por lo que ella quería”, expresó Vilieri, quien recordó a su fiel compañera de lucha: “Quien me ilumina en el camino, siempre, es Nelly. Ella luchó hasta el final y yo intento seguir esa lucha. Por eso, si bien no sé si lo merezco, el reconocimiento no deja de ser un halago”.

Por último, Vilieri admitió que “me gustó compartir el halago con mujeres como ‘Muñeca’, porque son personas que hacen cosas todos los días porque creen que es su deber hacerlas. Y nunca se las ha reconocido. Que estas distinciones lleguen, aunque en algún caso sea en el final de sus días, es fantástico”.

Esther Vilieri

Fue la compañera fiel en cada paso de lucha dado por Nelly Dorronzoro, quien la consideraba “una madre de Plaza de Mayo más. Una madre sin pañuelo”. Integra la Comisión de Derechos Humanos de Luján desde su creación, junto a Eduardo Racedo (hoy funcionario municipal) y Juan Carlos Cerdeira (ex concejal del Frepaso).

Trabajó en la organización de charlas sobre Derechos Humanos que auspició este medio. Incansable, en la actualidad “Chichita” pregona la necesidad de firmar el petitorio para el cierre del bingo y trabaja en las gestiones para canalizar graves denuncias sobre violencia familiar. Considera que hace falta abrir un debate multisectorial para ayudar a las personas en riesgo.

Susana Pagani

Su nombre, junto al de su recordado marido Guillermo Pagani, son sinónimo de danza, tanto de folklore como de tango. La pasión por estos ritmos los llevó a perfeccionarse y convertirse en reconocidos bailarines hasta que una enfermedad dejó casi afuera del escenario a Susana. Sin embargo, juntos dieron forma a uno de los ballets más reconocidos de nuestro medio: la Agrupación Cultural Luján, que dirigieron hasta la desaparición física de Guillermo. Además, promovieron distintos espacios como las milongas que supieron hacer en el salón Balcarce del Complejo Museográfico.

En la actualidad, transmite sus conocimientos desde la dirección del Elenco Municipal de Tango que lleva el nombre de Guillermo Pagani.

Mayorina Borgatello

Decir que realiza una trabajo social en su barrio, Villa del Parque sería una descripción forzada. En realidad, “Muñeca” no entiende lo que hace día a día como un trabajo, sino como una necesidad, como una pasión, como su vida misma.

Era la propietaria de los terrenos en los que se construyó, de la mano del sacerdote José “Cacho” Zaccardi, la Parroquia Sagrada Familia de Jesús y un salón multiuso. Los donó sin pedir nada a cambio. O, en todo caso, la satisfacción de tener un templo religioso y un sitio para ayudar a los vecinos a escasos metros de su casa. Colabora en todas las tareas cotidianas de esa parroquia, entre ellas en el comedor de los sábados.

Yo te bautizo

La gacetilla original de la Dirección de Prensa sobre el acto del domingo contenía un grotesco error en el nombre de una de las tres mujeres distinguidas. En la página oficial de la comuna directamente se olvidaron de escribir su nombre. Y en la gacetilla, en lugar de escribir Mayorina Borgatello de Lynn, más conocida como “Muñeca”, se la bautizó como “Mayorina Botellodelynn” más conocida por quién sabe quién como “La muñeca”. Sencillamente, no conocían a la homenajeada.

Comentá la nota