Reconocimiento a Insfran por facilitar la aplicación de las ideas de Don Bosco

La ceremonia se llevó a cabo ayer en coincidencia con los actos celebratorios por el Día de María Auxiliadora
El director de la Obra de Don Bosco, padre Adolfo Aguirre, manifestó su gratitud al gobernador Gildo Insfrán ya que al apoyar la ejecución de las obras inauguradas anoche que permitirán la refuncionalización del tradicional hogar de niños y adolescentes, ha facilitado que los chicos estarán en condiciones de recibir una propuesta integral al estilo salesiano y por haber aprobado las ideas propias para que el sistema de San Juan Bosco se pueda realizar efectivamente, previniendo y evitando que transiten caminos equivocados.

La ceremonia se llevó a cabo ayer en coincidencia con los actos celebratorios por el Día de María Auxiliadora, patrona de la orden y protectora del campo, lo que llevó a destacar a Aguirre acerca de las bondades de la copiosa lluvia caída coincidentemente en todo el territorio, tras los rigores de una prolongada sequía.

Además del primer mandatario estuvieron el intendente Fernando De Vido; el responsable del hogar, padre Alejandro Gómez; legisladores provinciales y municipales y funcionarios del poder Ejecutivo, particularmente las ministras de Economía y de Educación, Inés Beatriz Lotto de Vcechietti y Olga Comello, quienes tuvieron intervención directa en la cooperación oficial para la ejecución del proyecto. También asistieron los titulares de las carteras de Planificación, Jorge Ibáñez, de Desarrollo Humano, Aníbal Gomez, de Gobierno, Jorge Abel González y de Turismo, Alberto Areco, además de legisladores y concejales.

Lo que se habilitó fue la ampliación y refuncionalización del edificio de dicha institución que alberga a menores en situación de vulnerabilidad, y que a partir de las importantes mejoras ampliara sus servicios de profundo contenido solidario.

La lluvia impidió darle formalidad aunque fue bendecido el "Mural de la Salesianidad".

Un momento de alta emoción se vivió cuando Iván Argüello, del barrio San jorge, de 19 años, relató el momento en que le pidió a su madre ingresar en el hogar, manifestándose agradecido por la ayuda educativa y moral recibida y por los momentos felices que aprendió a conocer en compañía de sus condiscípulos.

Iván, quien hace cinco años concurre a ese establecimiento que le dio continuidad al programa Lus-Can que culminó en 2006, interrumpió varias veces sus palabras, presa de la emoción que se tradujo en lágrimas. Insfrán se levantó de su asiento, se acercó al joven y lo apretujó entre sus brazos para contenerlo.

El padre Adolfo Aguirre manifestó que "estamos contentos y agradecidos" por el apoyo gubernamental y comunitario recibido para ejecutar las obras que ahora se complementarán con la incorporación de maquinarias en los talleres de formación, cursos de operadores de radio en la emisora que fue anexada al edificio así como los espacios para actividades culturales, como las del teatro y los destinados a la recreación.

Recordó cuando en el año 2006 se mostraban inquietos al advertir que llegaba a su fin el convenio que diese vida a Lus-Can en el marco de una gestión de apoyo integral a los lustrabotas y canillitas que se fue extendiendo luego a los niños y adolescentes con necesidades de contenciòn y de capacitación para insertarse con posibilidades en el ámbito comunitario.

El director de la Obra de Don Bosco admitió que la luz de esperanza para continuar con la obra surgió cuando el mismo gobernador Insfrán los escuchó y les propuso que presentaran un proyecto, garantizándoles que los iba a acompañar y a ayudar en este emprendimiento solidario.

"Aunque solamente pedimos dos paredes en ese proyecto vino luego mucho más para transformarse en un Centro Educativo Especial para Niños y Adolescentes en situación de riesgo social, acompañando y accionando preventivamente, ya que ello permite que los jóvenes estén libres de experiencias negativas que ponen en riesgo su salud física, psicológica y el desarrollo de sus potencialidades ", expresó.

En ese sentido, el sacerdote rescató la propuesta integral preventiva de Don Bosco cuyos aspectos centrales, con clima de hogar, pasan por cuatro elementos básicos constituidos por el ambiente de familia; el patio entendido como el lugar de juego y la creatividad juvenil; la escuela donde se aprenderán y formarán cultural y laboralmente y así mirar el futuro con esperanza y la iglesia proponiendo la fe y la vida cristiana.

"Don Bosco se puso al lado de la prevención", afirmó para explicar que ese concepto supera a la mera contención ya que implica la capacitación para la vida y llegar con el bien antes que el mal haga estragos.

"De allí que esta casa quiera , en el marco de esta preventividad de Don Bosco , recibir, acompañar y capacitar permitiendo que los jóvenes estén libres del peso de las experiencias negativas que ponen en riesgo su salud fisica , su madurez psicologica y el desarrollo de sus potencialidades", acotó.

Considera el sacerdote que la actitud preventiva les permite liberar sus mejores energías y aprovechar mejor los caminos más cualificados y sólidos de la educación para recuperarse rápidamente desde las primeras señales de caída.

Recordó Aguirre que hace 150 años San Juan Bosco intuyó la importancia que reviste para la sociedad la educación de la juventud a partir del principio de la formación de buenos cristianos y honestos ciudadanos.

"El nos enseño a tener una visión particular de la vida, con mirada de padre, abierta y franca, de un luchador incansable de mirada apasionada y comprometida", evocó y en particular lo que señalara respecto de los jóvenes: "Me importa mucho que aunque no tuviera más que un pedazo de pan lo partiría a medias contigo".

Acotaba el sacerdote que Don Bosco reconocía a la educación como "cosa del corazón", un aspecto que fue más tarde expresada a viva voz por quien caracterizó en el acto a la madre del santo.

Aguirre-quien insistió en su gratitud para con el mandatario y sus colaboradores por el aporte amplio que permitió la habilitación de una obra destinada al bien común- insistió que ante el mal que atrapa a la juventud hay que salir a recuperarla.

"Pero es urgente prevenir, para evitar que muchos caigan en el mal", propuso.

"Orgullosos del gobernador"

"Un sueño que tanto anhelábamos hoy se hizo realidad. No hay peor ciego que aquel que no quiere ver", sostuvo el padre Alejandro Gómez en el mismo acto, agradeciendo a Insfran el gesto que tuvo al haber concurrido con sus mas estrechos colaboradores en la inauguración de la obra, sosteniendo que "es una tremenda satisfacción tenerlos entre nosotros, y orgullosos los formoseños del gobernador que tenemos".

Detallo que el hermoso y amplio edificio dispone, entre otras dependencias, de: patio y sala de juegos (metegoles, mesas de ping-pong y el sapo), aula de apoyo escolar, sala de pastoral, biblioteca, archivo, sala informática, aulas y talleres (equipados), sector de los exploradores, sala teatral, cocina, comedor, sala de los profesionales como psicopedagogos, psicólogos, abogados y asistentes sociales, sanitarios con duchas, entre otros sectores en las dos plantas amplias y funcionales. Inclusive incorporaron como un taller la radio del Don Bosco, la cual contribuirá a la formación como operadores radiales de los jóvenes del hogar.

Comentá la nota