Reconocieron al detenido como el violador serial de Recoleta

Reconocieron al detenido como el violador serial de Recoleta
Dos mujeres lo identificaron como el hombre que las atacó. Además, un análisis de ADN lo involucra en un tercer abuso. Anoche el sospechoso se negó a declarar y hoy será sometido a una nueva rueda de presos delante de otras seis víctimas.
La situación procesal del joven de 27 años sospechado de ser el violador serial de Recoleta parece cada vez más complicada. Ayer, en ruedas de reconocimiento, fue señalado por dos de las víctimas como el hombre que las atacó y asaltó. A esto hay que sumar que el ADN recogido en el caso de una de estas mujeres dio positivo con el del sospechoso. Y el hecho de que los rastros genéticos obtenidos de una tercera víctima -que no estuvo presente en la ronda de ayer- también coinciden con el suyo. De esta forma, la Justicia ya tiene pruebas para imputarlo en tres de las violaciones.

"Fueron citadas para rueda de reconocimiento 16 víctimas. Pero sólo se presentaron cuatro, porque la mayoría está de vacaciones. Además de las dos mujeres que lo identificaron como el hombre que las atacó y luego las asaltó, otra mostró dudas. Y la cuarta no lo reconoció", le explicó a Clarín una alta fuente judicial del caso.

A las cuatro mujeres se les exhibieron también distintos elementos secuestrados en la casa del detenido, como anillos, relojes y joyas, para ver si se los había sacado a ellas. No hubo resultado positivo, pero los investigadores lograron determinar que esos objetos habían sido robados de una joyería en enero. Al ir a consultar a ese negocio, detectaron que la joven que lo atendía también había sido abusada durante el robo. Así, este caso se sumó a la investigación.

El sospechoso fue llevado a los tribunales de Talcahuano 550 por la mañana. A las 14 empezaron los reconocimientos. Anoche fue indagado por la jueza Yamile Bernan, aunque se negó a declarar.

"Por orden de la Justicia fuimos a buscar a sus casas a cuatro jovenes que habían sido atacadas y sólo encontramos a una, que lo terminó reconociendo", contó un investigador de la división Delitos Contra la Salud de la Policía Federal. Las otras que aparecieron se presentaron por propia voluntad.

El joven fue detenido el miércoles a la tarde por policías de esa división. Lo ubicaron en un departamento de La Rioja 2057 en el que vivía con sus padres, su hermana y una sobrina. Según trascendió, trabajaba como empleado en una empresa que tiene a cargo la limpieza de edificios y oficinas de Barrio Norte y Recoleta.

Investigadores policiales y judiciales contaron que llegaron hasta él gracias a los rastros de semen que había dejado en dos de los ataques; en uno obligó a la víctima a practicarle sexo oral y en el otro, a masturbarlo.

Los rastros obtenidos en ambos casos fueron comparados con el ADN del detenido, que había quedado asentado en su ficha del Cuerpo Médico Forense a raíz de una condena a dos años y medio de prisión (sólo cumplió unos meses en el neuropsiquiátrico Borda) por un caso de "abuso deshonesto" de una menor y robo a mano armada ocurrido en 2003.

El fiscal a cargo de la causa, Aldo de la Fuente, aseguró: "El resultado del ADN es una prueba contundente, que tiene aún más fuerza que la rueda de reconocimiento".

El "violador de Recoleta" conmocionó a los vecinos del barrio entre noviembre y diciembre, cuando se denunciaron al menos ocho casos de chicas jóvenes que habían sido sorprendidas y atacadas cuando entraban a sus edificios o mientras estaban en los negocios donde trabajaban. Todas las víctimas lo describían igual: de entre 25 y 30 años, el pelo corto, tez trigueña y bien vestido.

A raíz de la seguidilla de casos, se había dispuesto que en Recoleta circularan de incógnito varias brigadas e incluso mujeres policías, vestidas de civil, que actuaban como "carnada" para poder detenerlo. También se colocaron cámaras de video en varias estaciones de la línea D del subte, que recorre Barrio Norte y Recoleta, para tratar de captar su imagen.

Así, el 12 de diciembre pasado la Policía llegó a detener a un mozo de 25 años por su parecido con un identikit, pero 12 horas después lo terminaron liberando porque cinco mujeres no lo reconocieron en rueda de presos.

Según contaron fuentes judiciales, el nuevo sospechoso quedó anoche en la alcaidía de Tribunales. "Para mañana (por hoy) están citadas otras seis víctimas de ataques. Pero hay que ver si las ubicamos. Lo más probable es que los reconocimientos se terminen en febrero, cuando muchas de las mujeres vuelvan de sus vacaciones", contó un vocero.

Comentá la nota