Reconocen que hay sólo 100 inspectores para enfrentar el descontrol del alcohol

Esa es la cantidad de funcionarios destinados en toda la provincia de Buenos Aires a supervisar el cumplimiento de las normas que prohíben la venta de bebidas alcohólicas en estaciones de servicios y kioscos. El gobierno de Scioli promete que serán 200
El jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez, afirmó hoy que la Provincia "viene trabajando hace unos meses" para disminuir los hechos de violencia a la salida de locales bailables del distrito.

Ayer, se supo que el vigilador de un boliche de La Plata sufrió una golpiza por parte de miembros de una patota, por lo que debió ser hospitalizado.

Ese hecho se sumó a otro, de la semana pasada, ocurrido en San Martín, donde un adolescente murió tras ser atacado por una patota que atacó a varias personas que esperaban colectivos para volver a sus casas después de haber ido a bailar.

"El alcoholismo, sobre todo en los jóvenes, está pegando muy fuerte. A partir del fin de semana pasado empezamos con más de 100 inspectores a controlar que en estaciones de servicio y kioscos no se venda alcohol. Después, vamos a duplicar esa cantidad" de funcionarios de contralor, sostuvo.

Sobre el tema, la semana pasada se informó que las guardias hospitalarias del Conurbano atienden un 500 por ciento más de intoxicaciones por alcohol durante el fin de semana, en comparación con los casos tratados durante la semana.

En ese sentido, Pérez pidió la cooperación de "padres y empresarios" para luchar la "batalla contra el alcohol y la droga".

Comentá la nota