Reconocen que en seguridad "siempre se puede hacer más", aunque aseguran que "bajó el delito"

Carlos Fernández dijo que si "se compara Tandil con cualquiera de las ciudades vecinas, teniendo en cuenta la cantidad de población, está mejor. Estamos en el 50 por ciento de lo que estábamos hace seis años porque, si veíamos los delitos que se cometían, entonces eran 6 por día y ahora hay tres".
El jefe de Gabinete del Municipio, Carlos Fernández, reconoció ayer que en materia de seguridad "siempre se puede hacer más", aunque reiteró que según cifras oficiales Tandil es la localidad de la región en donde más "bajó el delito" durante los últimos años.

"Siempre se puede hacer más y nunca es suficiente", indicó ayer Fernández en declaraciones televisivas y agregó que "uno debe entender que puede mejorar en la medida en la que se es autocrítico sobre las cuestiones que se realizan".

El funcionario señaló que cualquier medida debe considerar que el contexto "va cambiando y el delito en su modalidad varía, como vemos en los últimos años que se pasaba del hurto al robo a mano armada, con violencia, con cuestiones que vemos en el Gran Buenos Aires y que en un año pasan en el interior y en Tandil".

El jefe de Gabinete explicó que el Gobierno local "con los elementos que tiene en su mano, trata de morigerar el impacto que eso genera, cuando el delito cero no existe ni acá ni en ningún lugar del mundo".

Remarcó que no "hay una repuesta mágica con una medida concreta para un problema complejo, como se lo plantea mediáticamente. Dicen que hay que cambiar la ley, en los últimos años modificamos 20 veces el Código Penal, a un promedio de dos veces por año, y la realidad es que eso no solucionó, es más, estamos peor que hace años".

También se refirió a la necesidad de sumar efectivos en las calles. "Eso es cierto y de hecho a Tandil se le prometió que los egresados debían volver a la ciudad, no está sucediendo, ahora a medias, cuando los cuatriciclos que el Municipio pondrá para patrullar están parados porque no hay efectivos", reiteró en tal sentido.

Por eso, reconoció que "la repatriación de esos efectivos (12) y los refuerzos del Operativo Sol recién lo van a permitir, pero la carencia del presupuesto provincial toca cuando no hay móviles reparados, no hay combustible, y otras carencias. También la Policía Comunal que proponían como solución no lo es, porque de las 12 cajas chicas por año mandan sólo tres", reforzó su argumento el funcionario local.

Medidas experimentales

Fernández anticipó que puede haber una ampliación de algunas medidas experimentales, como los circuitos cerrados con cámaras de vigilancia que ya funcionan, por ejemplo, en la Terminal de Omnibus y en el Calvario.

"Hay algunas que funcionan fundamentalmente como prevención, por ejemplo desde que están en el Calvario no se registraron más hechos como el robo de cables que dejaba sin luz a todo ese paseo, con una inversión de miles de pesos", explicó.

Se trata a su entender de "elementos que de alguna manera colaboran pero que no son una solución en sí misma, porque son paliativos que suman, como debemos trabajar aún más en prevención sobre grupos focalizados de riesgo, cuando hay muchos jóvenes que no estudian ni trabajan y son carne de cañón en esta situación".

La mitad menos,

según Fernández

Fernández señaló que ese trabajo de prevención se profundizó en los últimos años "y por eso bajó el delito en Tandil. Si se mira el Departamento Judicial de Azul, donde estamos incluidos, somos la ciudad donde menor índice delictivo hay", remarcó.

E insistió que si "se compara Tandil con cualquiera de las ciudades vecinas, teniendo en cuenta la cantidad de población, está mejor. Estamos en el 50 por ciento de lo que estábamos hace seis años, porque si veíamos los delitos que se cometían, entonces eran 6 por día y ahora hay tres". De todos modos, reconoció que "eso no le explica nada a la persona que sufrió el hecho".

Comentá la nota