Reconocen más de un millón por gastos incorporados en el ala pediátrica

El Ministerio de Salud decidió reconocer $1.204.961,81 a la Fundación Argentina Santa Tecla, que gerencia el Nuevo Hospital El Milagro. La disposición se estableció ante los mayores costos que "obedecen en su mayoría al incremento de gastos como consecuencia directa de las obras de ampliación y remodelación del hospital para incorporar el ala pediátrica".
Así lo indica la resolución 913 de la cartera sanitaria ratificada por el decreto Nº 2637 publicado en el Boletín Oficial del miércoles pasado.

Ya en distintas ocasiones desde la gerencia del Nuevo Hospital se había indicado que se habían incrementado los costos ante los preparativos de la inauguración del ala pediátrica, que según lo manifestado por el ministro Alfredo Qüerio en una conferencia, se inaugurará recién en los 20 días próximos.

Tras el análisis realizado por el pedido de la gerencia, la Comisión Fiscalizadora decidió que era un poco más de un millón doscientos mil pesos lo que correspondía reconocer por estos aumentos imprevistos en el Nuevo Hospital entre julio de 2007 y septiembre de 2008.

Uno de los reclamos de los trabajadores que se oponen al traslado del Hospital de Niños al ala pediátrica del Nuevo Hospital, es que no se pueden reconocer gastos por una parte que aún no ha sido puesta en funciones. Por su parte, las autoridades de la Fundación Santa Tecla habían sostenido que esos costos se acercaban a los cuatro millones de pesos.

Según la resolución ministerial, entre los ítem reclamados por la Fundación y por los que se hace este reconocimiento se encuentra: el recupero de mantenimiento de equipamiento años anteriores, repuestos y gastos, equipos médicos (reparación mantenimiento e inversión en nuevos equipos para cubrir necesidades como adelante del plan de inversiones), equipamiento informático, gastos operativos, energía eléctrica -EDESA, servicio de provisión de agua, Aguas de Salta, personal de limpieza y patrimonio, personal de enfermería, vigilancia y limpieza de puesta a punto, obras de infraestructura, además de mayores costos de contratos tercerizados e inflación.

Comentá la nota