Reconocen a la educación como la piedra basal del modelo.

El gobernador anunció que no cesará con su pregón: el trabajo dignifica a los hombres y la educación los hace libres.
Al tratar sobre educación en el mensaje para los diputados, Insfrán la califica como “la piedra basal del modelo”.Al mismo tiempo, reafirma su compromiso con la cultura y con la identidad de los formoseños a partir de acciones destinadas a fortalecer esos valores compartidos en el reconocimiento de que “no hay identidad posible sin una comunidad que la verifique y la atestigüe”.

Sobre todo la destaca en alianza con la producción y el trabajo, armonizando los valores materiales con los espirituales y los derechos del individuo con los de la comunidad.

En tal sentido, el gobernador anuncia que no cesará con su pregón: el trabajo dignifica a los hombres y la educación los hace libres.

Y en el afán de garantizar el acceso de niños, jóvenes y adultos al sistema educativo público, refirió que se había desplegado la mayor de las inversiones que se recuerde en la historia.

Para el caso cita cifras concluyentes, además de aludir a la distribución gratuita de guardapolvos, útiles y zapatillas: en 2008 se terminaron de construir 53 edificios escolares que abarcan una superficie cubierta de 54.879 metros cuadrados y que en la actualidad están en ejecución otras 68 por más de 104.000 metros cuadrados.

Tras mencionar a un conjunto de obras específicas, confió que se continúa con acciones a favor de una educación inclusiva, adecuando los establecimientos para comprender a niños y jóvenes con capacidades especiales.

Al apelar a estadísticas, el mensaje de Insfrán revela que desde 1995 a la fecha se amplió en un 40% la matrícula escolar al indicar que son 207.419 los formoseños que están escolarizados y requieren servicios educativos.

En el mismo período se ha incrementado la tasa de retención: 17,4% en la educación primaria, 3,3% en la secundaria. Además, bajó la repitencia 3,8% y 6%, respectivamente.

No deja de resaltar la tarea de la educación rural y la técnica en brindar a cada niño y joven las herramientas necesarias en el lugar que lo vio nacer, con saberes directamente vinculados con las necesidades productivas de su ambiente.

Considera que esta perspectiva requiere un tratamiento integran en el que participen todos los actores del proceso económico rural, desde el pequeño productor hasta el de alta escala, donde el generador de materias primas al que se incorpora valor en un proceso de industrialización y quienes brindan servicios y organizan el sistema para la comercialización de los productos.

Aprecia Insfrán que todos ellos requieren contar con las técnicas adecuadas y aportes científicos que otorguen igualdad de posibilidades para alcanzar el desarrollo sustentable y sostenible de la provincia.

Aquí alude a la creación del Instituto Universitario Formoseño que, en convenio con la UNAF, será el ámbito natural donde se formen miles de jóvenes , se investigue y genere conocimiento científico y que éste se extienda a la comunidad, acompañando el proceso revolucionario que protagonizan todos los formoseños, según se expresa.

Comentá la nota