Reconciliación

Por Jorge Fontevecchia

La revista Noticias celebró sus primeros veinte años con un evento singular el lunes pasado. En el emblemático edificio del Congreso, juntó a cinco de los nueve ex presidentes y ex vicepresidentes democráticos con vida que residen en el país –Víctor Martínez, Carlos Ruckauf, Fernando de la Rúa, Adolfo Rodríguez Saá y Eduardo Duhalde– para recibir, junto a figuras que fueron determinantes para la consolidación de la democracia, una plaqueta conmemorativa de la recuperación del estado de derecho.

Simultáneamente, Isabel Martínez de Perón recibió otra plaqueta en España, el país donde reside: la foto que la muestra en esta página es la primera de la ex presidenta posando en décadas. No concurrieron Carlos Menem, aduciendo enfermedad aunque adhirió al acto por carta, ni los tres alineados con el kirchnerismo: el propio Néstor Kirchner, Daniel Scioli (quien va hasta a las inauguraciones de una kermés) y Chacho Alvarez, funcionario designado por el Gobierno nacional.

Pero con los ex presidentes y vicepresidentes presentes alcanzó para enviar un mensaje de reconciliación porque hasta hace muy poco De la Rúa acusaba a Duhalde de haberle hecho un golpe de Estado, y Duhalde a Rodríguez Saá de haber sufrido un ataque de pánico y tirarle el gobierno por la cabeza. También un mensaje de concordia con el periodismo porque cada uno de estos ex presidentes tuvo que soportar tapas muy críticas de la revista Noticias mientras estaba en funciones.

Al revés, Néstor Kirchner no comprendió la enorme oportunidad que Noticias le estaba brindando tras la reciente aprobación de la Ley de Medios, el conflicto sindical con la distribución de diarios y revistas y la Reunión Anual de la Sociedad Interamericana de Prensa que se realizó en el país. Kirchner podría haber quedado engrandecido si iba al Congreso y simplemente le decía a Noticias aquellas palabras de Voltaire: "No estoy de acuerdo con sus ideas pero daría mi vida por defender su derecho a expresarlas".

El clima de reconciliación que se vivió en el acto de Noticias no podría haber sido más adecuado para un edifico como el del Congreso, ese día con su cúpula iluminada como en las fechas patrias. Reconciliación viene de concilio, la reunión donde las personas se deben poner acuerdo.

La reconciliación es lo opuesto al desquite, que desgraciadamente impera como norma en gran parte del oficialismo. En su libro Sobre la agresión: el pretendido mal, el padre de la etología, Konrad Lorenz, escribió sobre los fines pacificadores de las pulsiones agresivas que tiene el encuentro: "El demagogo conoce bien la acción inhibidora de la agresión que produce el contacto personal y, como es natural, trata de impedir que se encuentren aquellos a los que se quiere mantener enemigos. El estratega también sabe cómo puede disminuir la agresividad de los soldados atrincherados si se los deja fraternizar con los que están enfrente. No hay persona capaz de odiar a un pueblo en el que tenga varios amigos".

Otro ejemplo de cómo hasta los políticos más enfrentados bajan su grado de encono cuando tienen que encontrarse se comprobó en la audiencia judicial donde Eduardo Duhalde debió comparecer junto a Elisa Carrió en el juicio por calumnias e injurias que el ex presidente le inició a la líder de la Coalición Cívica por acusarlo de mafioso y promotor de la droga en el Conurbano. Más allá de las diferencias sobre si Carrió pidió expresa o tácitamente disculpas, el juicio terminó porque el ofendido recibió explicaciones satisfactorias de la otra parte.

La revista Noticias no pudo haber festejado mejor sus primeros veinte años enviando el mensaje de re-unión que precisa la política y ésta con el periodismo. Gustavo González, el director de Noticias, abrió el evento diciendo: "En ocasiones similares, se escucha a los oradores agradecer por sentirse acompañados en un acto como éste, por tantos afectos y amigos con los que suelen estar de acuerdo en tantas cosas. Bueno... Nosotros preferimos afirmar, por el contrario, que estamos muy, pero muy contentos de estar hoy acompañados, además de por gente amiga, por tantas personalidades importantes con las que hemos tenido y tenemos posiciones tan distintas. Con personas con las que, podríamos decir, sólo nos unen nuestras diferencias. Y por eso nos alegra que podamos compartir aquí lo que entendemos que son las reglas de juego de un sistema democrático y el lugar que creemos que en ese sistema debe ocupar el periodismo".

Comentá la nota