Recomiendan normas de seguridad para no correr riesgos con la pirotecnia

Con la proximidad de las fiestas de Navidad y de Fin de Año, el Gobierno Municipal brindó una serie de recomendaciones para evitar riesgos con respecto al uso de pirotecnia. Desde la Dirección de Prevención y Atención Sanitaria se comunicaron algunas normas de seguridad con el fin de prevenir y reducir los accidentes ante la utilización de fuegos artificiales en las festividades. También se destacó la importancia de la distinción entre la pirotecnia legal y la clandestina.
"Lo más importante que la gente tiene que saber es que la diferencia entre la pirotecnia legal y la clandestina no es una cuestión de precios. Los productos considerados truchos están fabricados con pólvora blanca (prohibida por ley), compuesta por elementos químicos muy inestables como el clorato de potasio y aluminio. La pirotecnia legal, en cambio, está hecha con pólvora negra y húmeda, totalmente estable, que no estalla, y para encenderse necesita una temperatura mayor a los 300 grados centígrados", se informó.

"Para diferenciar entre lo legal y lo ilegal, los fabricantes de pirotecnia recurren a un ejemplo concreto. El producto que más se usa en los últimos años son las tradicionales "cañitas voladoras" y los conocidos como "misiles". Estos productos tienen una carga de pólvora determinada para que el estallido se produzca en altura y caiga inerme. En los productos clandestinos, en cambio, se usa sólo una mecha rápida, sin ninguna protección. Entonces el misil o la cañita voladora pueden salir disparados antes que la persona esté alejada", advierten.

Qué usar

Las autoridades aconsejan "comprar y emplear sólo los productos autorizados por la Dirección General de Fabricaciones Militares. Se reconocen por la sigla DGFM, que indica que están habilitados. Además, deben llevar las inscripciones F más 3 números si es nacional (F000) e I más 3 números si es importado (I000)".

Y se pide "nunca comprar ni usar pirotecnia clandestina o que se sospecha tenga pérdidas, defectos o daños. Tenga en cuenta que existen productos clandestinos que tienen inscripciones de habilitación falsas. Los únicos productos seguros son los elaborados con pólvora negra o mezclas píricas de poca sensibilidad (deflagran, pero no detonan). Los productos clandestinos, en cambio, están fabricados con pólvora blanca, que detona rápidamente y con una onda expansiva capaz de provocar severas lesiones. Además, es muy inestable y estalla con el mínimo roce, golpe o aumento de temperatura". Y se menciona que ése "es el caso de los clásicos rompeportones y de los tres tiros (entrados de contrabando), que están prohibidos y son extremadamente peligrosos".

Y también advierten que "las cañitas voladoras con paracaídas están permitidas en un artículo de la legislación, y prohibidas en otros. Mejor, no las use".

Los productos más peligrosos son los petardos, volcanes, candelas, bombas de estruendo y de luces. "Uselos con precaución, y no deje que sus hijos los manipulen. Nunca pida productos por correo, o Internet, sobre todos los que deben ser armados por el usuario. Controle que sus hijos tampoco lo hagan", agregaron.

Luego se informó que "el nivel de riesgo de los productos está indicado por un código que debe estar visible en el producto. Si no lo está, no lo compre: A es la pirotecnia de bajo riesgo (estrellitas y serpentinas), la única apropiada para los chicos, B es la de riesgo limitado (volcanes, candelas y petardos), y C es la de riesgo elevado y venta controlada (bombas de estruendo o de luces)". Aparte de estas precisiones, los productos deben tener idealmente una mecha que tarde en quemarse no menos de 3 y no más de 9 segundos. Los más seguros son los que contienen un máximo de 50 mg de pólvora y nunca deberían tener más de 130 mg de pólvora.

Dónde usarlos

El único ámbito apropiado para usarlos es el aire libre, lejos de la gente, animales, árboles, automóviles y cualquier elemento que pueda prender fuego (incluyendo las hojas secas). Si hay viento, no use cañitas voladoras, aviones y mariposas. O al menos manténgase contra el viento y cerciórese que el área a favor del viento esté despejada.

¿Quiénes pueden usarlos? La venta de pirotecnia está prohibida a menores de 16 años. Respete usted también esta limitación, es por el bien de sus hijos. Aunque los compre usted, los niños sólo deben usar productos adecuados para ellos, como estrellitas, bengalitas y estallos. Nunca use pirotecnia si está bajo los efectos del alcohol o cualquier medicación o producto que pueda afectar su juicio, atención, movimientos y reflejos.

Comentá la nota