Recomiendan al Estado rescindir el contrato de Aguas de la Rioja SA

El gobernador Beder Herrera confirmó que el Ente Único de Control de Privatizaciones recomendó la rescisión del contrato con la empresa Aguas de La Rioja SA, en un lapidario informe que resume lo planteado por los sectores que asumieron la defensa de los usuarios en la audiencia pública y la documentación colectada en el voluminoso expediente que se inició con la auditoría técnica y contable.
El EUCOP recomienda al Ejecutivo Provincial la rescisión del contrato de concesión del servicio de agua potable con la empresa Aguas de La Rioja, en una decisión que obedece a las diferentes irregularidades encontradas con respecto a inversiones, desvíos de fondos y el mal funcionamiento del servicio, según informó el presidente del órgano, Félix Moya.

En declaraciones periodísticas formuladas en oportunidad de inspeccionar una obra de nexo cloacal en barrios del oeste capitalino, el mandatario se refirió a la realidad de la empresa Aguas de La Rioja. Sostuvo que la empresa nunca cumplió con las inversiones que debía hacer "y era el Estado quién debía poner el dinero, mientras que ellos solamente recaudaban". Para el gobernador "cuando el negocio es para uno solo realmente no conviene".

Confirmó que ayer recibió el informe preliminar del EUCOP en el que este organismo recomienda "rescindir el contrato con la empresa, lo que se suma a los informes del dinero invertido por La Rioja y el Estado Nacional; la falta de financiamiento y las deudas adquiridas por la empresa con bancos". El gobernador reiteró que "la Audiencia Pública ha recomendado por unanimidad la recesión del contrato, así que tenemos una presión enorme".

Política de previsión

Advirtió el gobernador que el Estado ha sido previsor, "porque en forma inmediata adoptó medidas para paliar la crisis hídrica en toda la provincia y resaltó la importancia de las lluvias que se produjeron durante la noche, principalmente, en zonas del interior que estaban clamando por agua. "Hoy llovió en Los Llanos, está entrando agua en Chamical, en Olta, en Tama, lo que nos provoca una felicidad inmensa", manifestó.

No obstante, recordó que a pesar de que este fue uno de los años más secos históricamente en la República Argentina, el gobierno provincial tomó las previsiones necesarias para paliar la crisis hídrica. "Fue necesario trabajar en el interior, en Capital y tomar las riendas del tema de Aguas de La Rioja", dijo Beder Herrera y agregó que "hemos solucionado el tema en Chamical que casi no lo ha sentido".

Dijo que "Dios nos está dando una mano con las lluvias, ya que por ejemplo no la hemos pasado tan mal como en otros lugares que están llenos de agua y sin embargo no tienen agua para darle de beber a la gente".

Colocación de medidores

En relación al futuro de la empresa y de la realidad hídrica de las principales ciudades de la provincia, Beder Herrera aseguró que abordarán el cuidado del vital líquido de una manera muy severa y como una política constante.

"Seremos estrictos en la colocación de medidores, es lo único que hace justicia en toda la provincia, no tan sólo en la Capital; esto será un política constante de colocar medidores para que la gente que quiera, por ejemplo, llenar la pileta o regar la vereda todo el día bueno, que pague ese plus", aseguró.

El EUCOP aconsejó rescindir el contrato con Aguas de La Rioja

El presidente del Ente Único de Control de las Privatizaciones, Félix Moya, comunicó que ya fue entregado a la Comisión Renegociadora el extenso informe donde recomienda al Ejecutivo Provincial la rescisión del contrato de concesión del servicio de agua potable con la empresa Aguas de La Rioja. Esta decisión obedece a las diferentes irregularidades encontradas con respecto a inversiones, desvíos de fondos y el mal funcionamiento del servicio.

Moya señaló que el informe final contiene todo el proceso realizado, la Audiencia Pública, como así también el trabajo de control técnico que hizo el EUCOP sobre el funcionamiento y mantenimiento del servicio.

En este sentido, manifestó que "aconsejamos rechazar los pedidos de renegociación del contrato y verificación de tarifas que hizo la empresa y recomendamos en función de los análisis que se llevaron a cabo, la rescisión de la concesión del servicio".

El titular del Ente expresó que fue importante la participación de las diferentes instituciones en el proceso, "porque dio margen para que los usuarios se expresen y hagan escuchar su opinión".

"Se escuchó el descontento generalizado por parte de los usuarios con respecto al servicio que brindaba la empresa y sumado a los informes técnicos que venimos realizando, sirvieron para concretar el informe que se presentó".

Por su parte, el vocal Fabián Cortez explicó que en el plazo de las 48 horas se notificará de la resolución final a las diferentes partes que son: la empresa concesionaria y las Funciones Ejecutiva y Legislativa.

Cortez recordó que "a fines del año pasado la empresa solicitó la revisión extraordinaria de tarifas aludiendo un defasaje tarifario en virtud de la variación de los costos y luego hizo una presentación pidiendo la revisión o renegociación integral del contrato".

En este contexto, dijo que "el Estado abrió el proceso renegociador, pero primero determinando una especie de revisión ya que hasta esa oportunidad se conocían los números vinculados con la pretensiones de la empresa y había números para comparar".

"En un primer decreto, el Ejecutivo ordenó a través del EUCOP, la Secretaría del Agua y otras áreas la realización de la Auditoria General".

Este trabajo fue determinante para los resultados posteriores, ya que se encontraron diferentes factores que hacían a una potencial existencia de riesgo técnico en la continuidad de la operación del servicio.

Asimismo, se detectó que "había cuestiones contables como la falta de ajuste de fondos, gastos superfluos o desviación hacia destinos que no hacen a la operación del servicio, contratos no justificados para el asesoramiento de la operación o montos destinados a la atención de compras de elementos para un comercio vinculado con los dueños de la empresa concesionaria".

Agregó que "el colapso que se produjo en Chamical no justificó el constante pedido, casi en tono de queja, de la necesidad de más subsidios para poder afrontar los costos de eventuales emergencias".

A esto se sumó también la "falta de mantenimiento en las redes, en bombas de extracción de agua, en el manejo comercial y una inhabilidad técnica de afrontar una crisis como la que se produjo".

Este informe llevó a que el EUCOP recomendará que el Estado hiciera uso de lo establecido en el marco regulador del agua e intervenir la prestación del servicio para evitar el potencial riesgo técnico que podía ser un colapso de sistema en una o todas las áreas concesionadas.

Cortez dijo que "luego llegó todo lo expuesto en la Audiencia Pública, donde la mayorías de las partes, presentó marcadas quejas sobre el funcionamiento del servicio de agua potable y cloacas".

Finalmente, dijo que tanto los trabajos técnicos realizados por áreas del EUCOP, más los resultados obtenidos de las exposiciones de la Audiencia Pública, forman parte del informe que fue presentado ante la Comisión Reguladora, donde se aconseja rescindir el contrato con la empresa concesionaria".

Comentá la nota