Recomiendan no comprar productos sin identificación.

Desde las organizaciones de defensa de los consumidores confirmaron que hay una gran cantidad de vendedores ambulantes vendiendo tanto barbijos como alcohol, en su versión líquida y en gel.
El problema es que ninguno de estos productos tiene certificación de algún organismo o empresa que confirme su validez, por lo que podrían resultar inútiles e incluso nocivos para la salud de la gente. Todos los días, cerca de una decena de denuncias llega a cada delegación departamental de Protección al Consumidor.

La pandemia de la gripe A H1N1 generó mucho miedo en la población. Algunos ciudadanos, fuertemente atemorizado, ante la posibilidad de contraer la enfermedad, buscan medidas preventivas por todos lados. Otros prefirieron buscarle un rédito económico a la situación y se pusieron a vender barbijos y alcohol en gel golpeando las puertas de las casas, o en alguna calle o esquina transitada.

Por su parte, otras personas incluso, se han puesto a "fabricar" alcohol en gel o líquido, utilizando recetas, que en algunos casos, fueron publicadas por algunos medios de comunicación. Pero este proceso, para obtener un producto antiséptico, debe cumplir a rajatabla con algunas normas de seguridad y cantidades en los "ingredientes" que no se pueden tomar con precisión en casa.

"Luego se los vende por las viviendas en botellitas descartables que no tienen ningún tipo de identificación", dijo Marta de Rizzo, de Protección al Consumidor de Luján.

Además, los envases con alcohol líquido no contienen la graduación necesaria. "Lo más seguro es comprar en farmacias o supermercados", recomendaron desde todas las delegaciones.

Otro de los inconvenientes advertidos desde estas organizaciones es el acopio de productos por parte de los consumidores. Al parecer, cuando los usuarios concurren a los comercios y encuentran productos como alcohol en gel y lavandina, lo compran en grandes cantidades para acumular productos ante un hipotético cierre de los comercios (que ha sido casi descartado por las autoridades gubernamentales, en los últimos días).

Otros de los productos fuertemente demandados por la población son el cloro y los guantes.

Hay que recordar que para desinfectar con lavandina se debe mezclar una parte de este producto por 10 de agua. Varios dermatólogos han reportado casos de dermatitis por el mal uso de este producto. Mucha gente está limpiando con cloro o lavandina pura. Además, se recomienda el uso de guantes comunes (no quirúrgicos) para la aplicación de este producto.

Comentá la nota