Recomiendan acusar de corrupción al canciller israelí

La policía hebrea entregó un dossier a un fiscal con las acusaciones: habría recibido coimas, acosó a testigos, blanqueó dinero y obstruyó a la justicia.
A una semana de su visita a la Argentina, la policía israelí recomendó este domingo al fiscal general del Estado inculpar al ministro de Relaciones Exteriores y líder del ultraderechista Beitenu, Avigdor Lieberman, por corrupción, blanqueo de dinero y obstrucción a la justicia.

De acuerdo al dossier entregado por la policía, Lieberman es sospechoso de haber recibido cientos de miles de dólares en forma de soborno de un hombre de negocios extranjero cuando era diputado. Además, en la imputación se incluye otros graves delitos como acoso a testigos y fraude.

La decisión de incriminar al ministro del Exterior deberá ahora ser autorizada por el fiscal general del Estado, Menachem Mazuz, y por el abogado del Estado, Moshe Lador.

Lieberman fue recibido al llegar al país por el canciller Jorge Taiana. Taiana le expresó a Lieberman "su preocupación por la situación en la Franja de Gaza" e hizo mención a la operación israelí "Plomo Fundido" que mereció el rechazo argentino a fines del año pasado.

Su presencia en la Argentina también fue rechazada por diversas organizaciones de izquierda antisionistas, que marcharon por el centro porteño para expresar su repudio a la visita del canciller israelí.

Tras hacerse pública la recomendación policial, Lieberman reaccionó a través de un duro comunicado en el que destacó que se trata de acusaciones infundadas y acusó a la policía de haber multiplicado las acusaciones en proporción directa con el aumento de su peso político. "Hace 13 años que soy víctima de una persecución sin base alguna. Si hubiera fundamentos a las acusaciones no hubieran tardado tantos años en recomendar mi procesamiento", reclamó el jefe de la diplomacia israelí.

"Es todo un tema político. Espero que el sistema judicial actúe con lógica y coherencia y sin ningún tipo de interés político", concluyó Lieberman en furiosa reacción a la decisión policial. Israel Beitenu, el partido que lidera Lieberman, resultó el gran vencedor de las últimos elecciones, de las que surgió como tercer partido del país en cantidad de diputados en la Knesset con un total de 15 representantes.

De prosperar la recomendación policial, y en caso de ser incriminado finalmente, Lieberman tendrá que presentar su renuncia al cargo de ministro, informó la agencia de noticias DPA.

De 51 años, el líder ultraderechista fue nombrado canciller hebreo tras el buen resultado obtenido por su coalición en las elecciones legislativas de febrero, que convirtió a esa fuerza política en el tercer partido de Israel, con 15 diputados de un total de 120. Desde que tomó posesión de su cargo en abril, Lieberman fue interrogado cinco veces por la policía.

Comentá la nota