Recomendaciones para combatir el dengue

La Secretaría de Salud emitió una advertencia en relación al dengue, manifestando que es una enfermedad causada por un virus y se transmite únicamente mediante la picadura del mosquito aedes aegypti.
Explica el comunicado que el riesgo se manifiesta fundamentalmente durante los meses cálidos, y que aun no existe una vacuna contra el dengue, por consiguiente, la lucha contra la proliferación del mosquito es actualmente el único método disponible para combatirlo.

Se informa que el mosquito infectado puede picar a cualquier hora del día y de la noche, pero generalmente lo hace en la mañana y en horas de la tarde.

Los brotes de dengue ocurren principalmente en áreas donde vive el mosquito aedes aegypti. Esto incluye la mayor parte de las áreas urbanas tropicales del mundo.

Los virus de dengue pueden ser introducidos en estas áreas por viajeros que son infectados mientras visitan otras áreas donde el dengue existe comúnmente.

Los únicos modos de prevención hasta el momento son la adopción de medidas vinculadas con la higiene, fundamentalmente la eliminación de los posibles lugares de depósito de los huevos del mosquito.

Para eso se recomienda mantener bien tapados los recipientes donde se almacene agua, cambiar el agua de bebederos cada tres días, eliminar el agua de los recipientes, huecos de árboles, rocas, paredes y tapias, objetos, pozos, letrinas abandonadas, depresiones de terreno, llenar con tierra o arena los floreros, macetas, etc., limpiar los techos, eliminar todo tipo de basura y fundamentalmente todo aquella que puede almacenar agua.

Como medidas directas de protección para prevenir la picadura del mosquito, aplique a la piel expuesta repelente contra insectos en poca cantidad, rocíe su ropa con repelentes que contengan permetrina ya que los mosquitos pueden picar a través de la ropa de tela fina, use camisas de manga larga y pantalones largos siempre que se encuentre en exteriores y utilice mosquiteros.

Los síntomas cuando una persona padece dengue por primera vez, son la aparición de fiebre alta repentina, dolor intenso de músculos, articulaciones, huesos, cabeza y ojos.

Estos síntomas se empiezan a presentar entre los 5 y 8 primeros días posteriores a la

picadura y pueden durar de 3 a 7 días.

Por lo tanto en esos casos se debe acudir al médico de inmediato, se recomienda no automedicarse ni siquiera con aspirinas, beba abundante líquido, especialmente si hay vómitos o diarrea y mantenga reposo.

Comentá la nota