Recomendaciones ante enfermedades que pueden transmitirse por alimentos

Desde la Dirección de Bromatología y Saneamiento Ambiental, cuya titular es la ingeniera Cristina Berretta de Monti, se brindaron algunas recomendaciones ya que las altas temperaturas reinantes en nuestra zona favorecen el desarrollo de microorganismos causantes de enfermedades transmitidas por alimentos. Se hizo notar que las mismas, en general, causan molestias de distinta magnitud como vómitos, diarreas, dolores abdominales, fiebre, cefaleas, algunas de las cuales pueden llegar a ocasionar trastornos graves en la salud de las personas, especialmente en niños y ancianos.
Según se indicó, los alimentos que poseen mayor riesgo de producir estas enfermedades son los llamados "perecederos" y son aquellos que en general necesitan para su conservación estar refrigerados. Estas enfermedades pueden ser prevenidas si se toman en cuenta ciertas precauciones al adquirir, elaborar, transportar o almacenar un alimento.

Desde el área mencionada se explicó que al adquirir un alimento se debe comenzar por los productos envasados, dejando para el final los perecederos como carnes, aves, pescados y productos lácteos, a fines de no cortar la cadena de frío. Si se compra por ejemplo carne molida, debe preferirse la que fue procesada en el momento y tiene que ser consumida inmediatamente, ya que este producto se alterará más rápidamente que una pieza de carne entera. Asimismo, no se debe comprar alimentos con rótulos ilegibles, sin marcas ni datos del elaborador, en malas condiciones de almacenamiento (latas o tetrapack abollados, hinchados o sucios, bolsas plásticas rotas o con pérdidas) y siempre se tiene que controlar la fecha de vencimiento del artículo.

Comentá la nota