Recolectores de residuos se movilizaron frente al Municipio.

BROWN | RECLAMO SINDICAL: Cerca de 100 empleados de la empresa recolectora de residuos Hesurmet, que opera en Almirante Brown, se manifestaron ayer por la mañana frente al Palacio municipal. El pedido de los trabajadores es que "se eliminen las cooperativas" que realizan tareas de limpieza menores en la zona. El martes prevén reunirse con el intendente Darío Giustozzi.
Con una multitudinaria manifestación frente a la municipalidad de Almirante Brown, empleados de una empresa de recolección de residuos que realiza tareas de forma tercerizada en el distrito exigieron que "se eliminen las cooperativas". El temor de los trabajadores recae en "la posibilidad de que se reduzcan los puestos de trabajo", ya que aseguraron que "los miembros de las cooperativas perciben un salario mucho menor".

"Estamos en alerta porque tenemos miedo de que los empleados de las cooperativas nos saquen el trabajo. Es por eso que nos reunimos con los compañeros y mantendremos asambleas permanentes", destacó Enrique Gallardón, delegado de barrido de la empresa, en diálogo con Info Región.

En ese sentido, detallaron que "por el momento, no se produjo ningún despido", aunque no descartan esa posibilidad.

"Todavía no despidieron a ningún compañero, pero no descartamos que eso pueda ocurrir de forma inminente. Las cooperativas trabajan por la mitad del sueldo que ganamos nosotros y queremos evitar que las autoridades, con el objetivo de reducir costos, dejen a muchos compañeros en la calle", afirmó Gallardón a este medio.

La protesta comenzó a las 10:00 en la plaza San Martín, Adrogué, donde más de 100 personas marcharon hacia el Palacio municipal, ubicado en la calle Rosales, de la misma localidad.

Tras realizar una vigilia durante dos horas, los delegados mantuvieron una reunión con el secretario de Infraestructura y Planificación, Daniel Bolettieri.

En tanto, Gallardón sostuvo que el martes tendrán un encuentro con el intendente Darío Giustozzi con el objetivo de volcarle sus preocupaciones.

"Entramos a un cuarto intermedio que se realizará hasta el martes, cuando mantendremos una reunión con el Intendente. Intentaremos encontrar una solución a la problemática que nos está preocupando. Nuestra intención es mantener la fuente de trabajo y que no ocurran despidos", aseveró el delegado, ante la consulta de este medio.

Por otro lado, los empleados señalaron que realizarán una nueva marcha si no logran una respuesta positiva por parte de la Intendencia.

"No bajaremos los brazos y continuaremos realizando marchas hasta tener la tranquilidad de que se mantendrán todas las fuentes de trabajo", concluyeron los empleados.

Comentá la nota