recoleccion de basura Giacomino tendría los votos para CRESE

El intendente Daniel Giacomino contaría con el aval necesario para poner en marcha el nuevo esquema. La Comisión de Servicios Públicos decidió pasar a un cuarto intermedio.
La salida apresurada del esquema de recolección de basura que rige en la ciudad desde hace más de 20 años a través de la municipalización del servicio parece haber encontrar el rumbo. Las difíciles negociaciones que el intendente Daniel Giacomino llevó a cabo la semana pasada para restablecer el servicio de recolección de basura frente el desplante de la actual prestataria Cliba, que amenazaba con abandonar el servicio argumentando incumplimiento en el pago del contrato por parte del municipio, se repiten esta semana, aunque esta vez el objetivo es convencer a los concejales, propios y de la oposición, sobre la necesidad de constituir una empresa estatal que pueda hacerse cargo del servicio frente a una eventual salida de la firma del Grupo Roggio.

Giacomino necesita dos tercios de los votos de los concejales presentes en la próxima sesión del Concejo Deliberante según lo establece la Carta Orgánica municipal para aprobar la creación de Córdoba Recicla Sociedad del Estado (CRESE), la empresa que asumirá total o parcialmente el servicio de enterramiento y recolección de residuos en la ciudad frente al repliegue de Cliba.

La estatización del servicio cuenta con el apoyo político y económico de la Nación (ayer Giacomino trajo de Buenos Aires la promesa de 12 millones de pesos para comprar 30 camiones), y también tendría asegurado el respaldo de los concejales, quienes deben decidir sobre el futuro esquema que el municipio planea implementar.

Para lograrlo, el oficialismo estaría dispuesto a hacer algunas concesiones, es decir, modificaciones al proyecto original enviado por el Ejecutivo municipal. La oposición -y también algunos ediles del oficialismo- cuestionan la falta de precisión del proyecto de ordenanza respecto a aspectos como el de las prestaciones que la empresa está habilitada para brindar, y otros vinculados a la conformación del directorio y la fiscalización de la firma.

Las negociaciones comenzaron ayer por la mañana y se extendieron durante la tarde, lo que originó que la Comisión de Servicios Públicos, donde se iba a consensuar un despacho de mayoría, pasara a un cuarto intermedio sin que se fije una fecha de reanudación.

Pese a que el futuro de CRESE todavía es incierto, cabe señalar que desde el municipio ya comenzaron las gestiones para adquirir el equipamiento necesario para poner en marcha el nuevo esquema de recolección de basura. Por caso, el gobierno nacional se comprometió a apoyar financieramente el proyecto giacominista (afrontaría parte de los 12 millones de pesos que se necesitan para comprar los 30 camiones para equipar la empresa) e interceder ante el gremio de los camioneros que conduce Pablo Moyano, que en un principio había manifestado su rechazo a la municipalización del servicio.

Por el momento, la Municipalidad ya fijó la fecha para la apertura de sobres del concurso de precios para la compra de 30 camiones compactadores: será el 11 de noviembre. De acuerdo a lo establecido en las bases del concurso de precios, la entrega de los 30 camiones deberá concretarse en un plazo de entre 45 y 90 días.

Si bien la intención de las autoridades municipales es que CRESE asuma la recolección de residuos en la zona norte y el enterramiento sanitario que se realiza en Potrero del Estado y que Cliba siga prestando el servicio en la zona sur y el área central, lo cierto es que hasta el momento la empresa del Grupo Roggio no ha manifestado si continuará o no con la prestación. Por ahora, la prórroga del contrato vence el 31 de enero de 2009.

Voto a voto

Las negociaciones en busca de sumar concejales adeptos al proyecto están encaminadas.

Por ahora, el bloque del Frente Cívico pareciera caminar junto, aunque algunos de los concejales plantearían modificaciones al proyecto.

La iniciativa también contaría con el aval de algunos concejales de la oposición que votarían a favor del proyecto, proporcionando el respaldo que se necesita para aprobar la iniciativa.

En el caso puntual del bloque de Eva Duarte, sus integrantes manifestaron que quieren conocer los costos que tendrá el nuevo esquema antes de decidir su voto, mientras que el peronismo apoyaría la estatización del sistema.

El radicalismo, en tanto, hasta ayer se inclinaba más por el no que por el sí, aunque todavía es prematuro anticipar resultados.

Sin embargo, todo apunta a que el radicalismo -o al menos una parte de él- no acompañará el proyecto, ya que presentará una propuesta alternativa a la oficial. El proyecto radical contempla un esquema básico y transitorio para salir de la crisis, pero con el objetivo de debatir el próximo año un nuevo pliego para licitar el servicio de higiene urbana. Para los radicales el nuevo pliego debería incluir un presupuesto adecuado a la realidad financiera del municipio y en base al mismo abrir el juego a las empresas para que propongan cuál es el servicio que están en condiciones de prestar con el presupuesto fijado.

Oficialismo defiende el proyecto

La concejala y vicepresidenta del bloque del Frente Cívico, Mónica Cid, cuestionó al radical Ramón Mestre por su posición adoptada frente a la municipalización del servicio de higiene urbana, a la vez que defendió la creación de la Sociedad del Estado para prestar el servicio.

«La UCR tiene un cálculo mezquino y egoísta cuando se niega a apoyar este proyecto de creación de la empresa estatal de higiene urbana; sabe que esa es la única opción posible para garantizar la prestación del servicio público de higiene urbana en Córdoba. Pareciera que ellos quieren que la ciudad esté llena de basura y no solucionar el problema. Nosotros queremos asegurar el servicio para todos los vecinos por eso avanzamos con estas herramientas», dijo Cid.

En la misma línea, la concejala del Frente Cívico y presidenta provisoria del Concejo Deliberante, Laura Ortiz, sostuvo que Mestre “tiene una posición incoherente».

«No puedo entender por qué (Ramón) Mestre dice que no va a apoyar la creación de la empresa estatal para prestar el servicio de higiene urbana de la ciudad de Córdoba, si en los debates de la Comisión Especial para elaborar el pliego de licitación del servicio de higiene urbana para la ciudad, sus concejales defendieron la municipalización del sistema de disposición final en Bouwer. Como mínimo debo decir que tiene una posición y un discurso incoherente», señaló.

Comentá la nota