Reclutan personal para comenzar con el monitoreo de las cámaras de seguridad

El gobierno apura la puesta en marcha de uno de los planes que considera estratégicos para reducir la inseguridad: el monitoreo de zonas calientes con cámaras de vigilancia.

En ese sentido, avanza en ultimar los detalles para poner en funcionamiento el centro de monitoreo, que se emplazará en un local situado en la Avenida Tratado del Pilar al 100, sobre la entrada de Pilar.

En ese sentido, la Subsecretaría de Seguridad Comunitaria lanzó la convocatoria para contratar a unas 50 personas, que integrarán los equipos de monitoreo de las cámaras, una labor que no es tan simple como parece, sino todo lo contrario.

El perfil de los postulantes, según informó el gobierno, debe ser de "personas de ambos sexos, edad de 25 a 35 años, estudios secundarios completos y amplios conocimientos de computación".

Los interesados deberán presentarse con su currículo en la sede del Centro sito en Av. Tratado del Pilar 100, de lunes a viernes en el horario de 8.30 a 15.00.

"Buscamos gente joven, con responsabilidad y ante todo con interés de trabajar. Por experiencia, en este campo, con los chicos jóvenes se hace difícil la continuidad en las tareas", resumió el titular de Seguridad, Juan Carlos Losada.

El funcionario, además, apuntó que las personas reclutadas "deben estar sumamente entrenadas", ya que, describió, las tareas son "complejas, estresantes y extremadamente exigentes, desde lo profesional, lo emocional y lo psicológico".

"Por la experiencia que tenemos, vamos a ir preparándolos nosotros, si se hace necesario la empresa que brinda el servicio dará la asistencia en algunos detalles. La idea es hacerlo de la manera más profesional posible", concluyó.

El gobierno de la Nación, en el marco de un plan de seguridad lanzado hace más de dos meses, destinó a Pilar 8 millones de pesos, que además de la compra de cámaras y pago del personal, deberán costear la contratación de retirados de las fuerzas de seguridad, para sumarlos a tareas de prevención.

De esos 8 millones, ingresaron a las arcas comunales unos 4 millones, que se están usando para la puesta en funciones del centro de monitoreo y el pago del personal que se va a contratar.

La idea del gobierno comunal es instalar cámaras en todos los centros de las localidades más populosas de Pilar, y centralizar el monitoreo en Pilar. Aunque por cuestiones de distancias, no se descarta que haya otros centros de control, como en el caso de Del Viso o Alberti.

En total, el gobierno prevé disponer de entre 5 y 8 equipos de personas dedicadas al monitoreo, para lo que se piensa emplear a medio centenar de personas.

Comentá la nota