Los reclamos salariales van del 15 al 25%

Bancarios, metalúrgicos y porteros abrieron las paritarias; cada vez más gremios buscan obtener aumentos por montos fijos
En un otoño que comienza bastante más seco que el de 2008 en materia de acuerdos salariales, gremios como los de bancarios, encargados de edificios, panaderos, e industrias como la metalúrgica y la alimenticia, negocian por estos días qué aumentos se aplicarán en los sueldos de los trabajadores. Los reclamos son por alzas que van del 15 al 25%, y en algunos casos se habla de montos fijos. El escenario se presenta complicado: a la necesidad de reconstituir ingresos afectados por la inflación, se suman los efectos de la crisis que, en muchos casos, hacen que la prioridad sea tratar de mantener los empleos.

En los primeros días de este mes, los sindicatos telefónicos acordaron con las compañías del sector una suma fija de $ 800, por cobrar en dos partes ($ 500 ahora y $ 300 en mayo). Según fuentes de las empresas, ese acuerdo implicó iniciar la discusión paritaria para el año y mostró una modalidad no descartada por otros gremios: obtener sumas no remunerativas mientras se intentan fijar los nuevos valores de convenio.

La Asociación Bancaria, que dirige Juan José Zanola, sin embargo, emitió el viernes un comunicado por el cual rechaza la posibilidad de una suma no remunerativa. El sindicato pidió la apertura de las paritarias a principios de este mes y los dirigentes prefieren, por ahora, no hacer públicos sus reclamos. El gremio había pactado a fin de año el pago de $ 1250 por empleado, y se dispuso, entonces, trasladar la negociación salarial a este mes.

Los encargados de edificios fueron también alcanzados por un pago extraordinario durante el verano; en su caso, de $ 380. La nueva negociación está asentada sobre esa cifra, según dijo a LA NACION Víctor Santamaría, secretario general del Sindicato Unico de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (Suterh). "La idea es que se incorpore ese monto a los salarios, en tres o cuatro etapas", afirmó el dirigente. Según dijo, como el salario promedio del gremio es de $ 2600, la suba sería de alrededor del 15 por ciento. La propuesta sindical será que la mitad se incorpore con los salarios de abril y el resto, entre julio y septiembre. En rigor, no se sumarían a los básicos de convenio $ 380, sino una cifra superior -de alrededor de $ 450- para que a los bolsillos llegue esa cifra tras los descuentos con destino a la seguridad social.

En el gremio de transportistas, los empleadores se atajan como también hicieron en años anteriores. La Unión Tranviarios Automotor pide una compensación de $ 250. "Al tener una tarifa regulada, si no hay un aumento o una compensación estatal, no hay posibilidad de dar la mejora", dijo una fuente empresarial.

En el sector industrial, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) pidió la apertura de las negociaciones para renovar un acuerdo que vence a fin de mes. Tanto en ese sindicato como en Smata -que concentra a los empleados de las automotrices- no se descarta la posibilidad de retrasar las negociaciones y, mientras tanto, obtener alguna compensación de suma fija.

Alimentación

En el rubro de la alimentación, varias ramas reclaman aumentos que rondan el 25%. Según el abogado Lucio Garzón Maceda, asesor del sindicato, datos propios permitieron estimar que el precio de los alimentos subió un 24,8% anual, y esa será la base para la discusión.

El abogado estimó difícil que se generalicen acuerdos por doce meses; en cambio, les dio más chances a pactos por plazos menores, y consideró clave saber qué escenario existirá desde julio, una vez pasadas las elecciones, si el oficialismo logra su objetivo de anticiparlas para junio. Garzón Maceda explicó que gremios como el de cerveceros piden ahora una suma fija para negociar un aumento en septiembre u octubre.

En tanto, el sindicato de panaderos, que dirige Abel Frutos, está pidiendo la apertura de las paritarias e irá por un aumento de $ 500 en los básicos.

En economías regionales, los empacadores de frutas de Neuquén y Río Negro lograron un 25% de alza para el año, no por acuerdo, sino por un laudo del Ministerio de Trabajo.

Reclamos contenidos

Según el abogado Gustavo J. Gallo, asesor de empresas, los reclamos sindicales están mucho más contenidos que hace un año, por los temores que trajo la crisis. Según él, aún no está claro el panorama y la mejora dada a los sueldos básicos docentes -del 15,5%- no podría ser una pauta para los demás gremios. "Esa negociación tiene un alto contenido político; los salarios tenían un retraso, y además es un gremio que no pertenece a la CGT", recordó Gallo.

En 2008, fue el propio secretario general de la CGT, Hugo Moyano, quien marcó el camino de las negociaciones salariales -con una pauta del 19,5%, luego superada por varios sindicatos-, al anunciar a mediados de febrero la renovación de un acuerdo que vencería sólo a mediados de año. Esa anticipación y el hecho de que el anuncio fue en la Casa de Gobierno revelaron un apuro oficial por marcar la cancha, ante temores de que las demandas crecientes alentaran más inflación. Es un apuro que no se revela en el escenario actual.

Qué se discute en cada sector

$ 500

* Es el aumento que están pidiendo los panaderos para los sueldos básicos de los trabajadores de la industria

$ 1250

* Es la suma que había pactado a fin de año el gremio bancario, que ahora pidió la apertura de las paritarias.

$ 250

* Es la compensación por empleado que reclama la Unión Tranviarios Automotor (UTA), que representa a los trabajadores del transporte.

$ 800

* Es la suma fija que acordaron los sindicatos telefónicos, por cobrar en dos partes ($ 500 ahora y $ 300 en mayo).

$ 380

* Es el monto que los encargados de edificios obtuvieron en el verano y ahora buscan incorporar al sueldo de convenio

25 %

* Es el aumento promedio que reclaman los sindicatos que representan a los empleados de la alimentación.

Comentá la nota