Reclamos salariales municipales multiplicados.

Reclamos salariales municipales multiplicados.
En varias comunas de la provincia de Buenos Aires ya hay conflictos. Los pedidos se generalizarían.
Numerosos municipios bonaerenses se han transformado en escenario de anticipadas y fuertes pujas salariales, en los que los reclamos de los sindicatos por conseguir aumentos choca con las flacas arcas financieras de la mayoría de las comunas.

Junín, Chascomús, Bolívar, Punta Alta y 9 de Julio, son apenas algunos de los distritos en los que se desató la pulseada por los sueldos. Pero el panorama, se prevé, podría extenderse. No pocos intendentes han exhibido su inquietud ya que aguardan que una mejora salarial que disponga la Provincia para los empleados estatales, pueda bajar como un efecto cascada a las comunas en las que aún los gremios municipales no han esbozado reclamos.

La cuestión no sólo involucra a los municipios, sino que alcanza también al propio gobierno provincial. No es la primera vez que una fuerte presión sindical obliga a los intendentes a ceder y a requerir auxilio de la Provincia para poder atender las mayores deroga-ciones.

El escenario se vuelve complejo además porque las comunas están previendo que sus ingresos se van a achicar. Producto de la sequía y la menor actividad del campo, en las agrícolas-ganaderas, o porque la economía cesó en su envión a raíz de la crisis internacional, la recaudación de los municipios podría desinflarse y caer por debajo de lo presupuestado. Aún, en aquellos casos en que se dispuso aumentar las tasas.

Incluso, el cuadro podría tornarse aún más preocupante si se registra una caída en los giros de la coparticipación provincial, un recurso vital para buena parte de las municipalidades.

En medio de ese escenario complejo, varios municipios ya afrontan reclamos de recomposición salarial. En algunos casos, incluso, ya se verifican acciones de protesta. Y los funcionarios piden prudencia o, directamente, argumentan que las cuentas "no dan" para atender los aumentos pedidos.

Casos

En nuestra ciudad, hay varios pedidos en danza. Los trabajadores de Obras Sanitarias reclaman un aumento del 40% en materia de sueldos y una suba del 10% del presentismo. El sector de los municipales de Daniel Rossetti pide una mejora del 10%, mientras que los que siguen a Osvaldo Rolla presionan por un 40% más.

Pero los funcionarios adelantaron que la situación financiera del municipio hace imposible atender una mejora, según indicó la secretaria de Economía, Malena Baro. "Creo que la negociación será muy complicada y que habrá que ser prudentes a la hora de pedir y otorgar, para ver cómo va evolucionando este año que está cargado de incertidumbres, que no muestra indicadores constantes y plantea sorpresas en todos los índices", sostuvo.

Y completó: "No creo que sea un año como para comprometernos tan significa-tivamente en términos monetarios con una obligación que es irreversible".

En Punta Alta, existe un conflicto salarial que invo-lucra, además, aspectos vinculados a la seguridad laboral. Ante el pedido de aumento, el municipio ofreció pagar una mejora del 5% a partir del 1 de marzo, lo que fue rechazo por el sindicato municipal.

En ese contexto, el secretario de Gobierno comunal, Alejandro Siracusa, dijo que para atender el reclamo deberá reducirse lo previsto para obras. "Hay que convenir que por 6 horas de trabajo están con un salario de 1270 pesos y analizando otros municipios con 35 horas semanales, por ejemplo Tres Arroyos, están en 1085 pesos", señaló. Y recordó que el año pasado terminaron "casi con un 65 por ciento de aumento y esto llevó a que seamos el municipio que más aumentos otorgó en la Provincia".

En Bolívar, en tanto, el gremio municipal está planteando una mejora de entre el 15 y el 20%, mientras que en 9 de Julio se instaló una carpa frente al municipio para respaldar el pedido de aumento en los sueldos impulsado por el sindicato.

También Chascomús es escenario de una pulseada, aunque en vías de solución. Los gremios reclaman una serie de mejoras a la intendente Liliana Denot, que ofreció un mejoramiento de la escala salarial de manera proporcional y una adecuación del escalafón jerárquico, que fuera solicitado por los diferentes sindicatos. Esta semana las partes seguirán negociando.

Pero el escenario de reclamos podría extenderse. Ya hay varios sindicatos en guardia a la espera de que la Provincia ceda ante la presión de docentes y estatales para ir a la carga con pedidos similares.

Comentá la nota