Reclamos salariales: Binner le pasó la pelota a la Nación

Reclamos salariales: Binner le pasó la pelota a la NaciónBinner expresó que las paritarias empezarán "lo antes posible".
El gobernador afirmó que las negociaciones salariales estarán condicionadas por lo que ocurra a nivel nacional en materia de transferencia de fondos. Además, exigió que las clases empiecen en marzo y le echó la culpa a las administraciones anteriores por los problemas de la EPE.

"Nosotros justificamos la necesidad de que los trabajadores ganen más", afirmó Binner, pero señaló que "la provincia no es independiente de lo que ocurre a nivel nacional. Si tenemos en cuenta que el 70 por ciento de los recursos de Santa Fe dependen de la coparticipación nacional, se ve que tenemos un alto grado de dependencia", aseguró el gobernador.

Y destacó que "hoy a nivel nacional no se habla de aumento de sueldos" y "la propia CGT dijo que prorroga esto hasta junio".

"En la medida que la población conozca cuáles son los ingresos, cuáles los egresos y cuánto es el gasto, tendremos una dimensión real de cuánto podemos incrementar el salario de los trabajadores", afirmó el gobernador.

-Hay preocupación en los gremios en lo que refiere a negociaciones paritarias. ¿Se prevé un año duro en lo que hace a la negociación salarial?

-Nosotros estamos trabajando con lo que ocurre en la Nación, porque la provincia no es independiente a lo que ocurre a nivel nacional. Si tenemos en cuenta que el 70 por ciento de los recursos de Santa Fe dependen de la coparticipación nacional, se ve que tenemos un alto grado de dependencia, y no hablemos de otras provincias que tienen un grado de dependencia mayor que la nuestra. Asimismo, tenemos muchas limitaciones a partir de la propia marcha de la economía a nivel nacional.

-Pero si aumentó la recaudación nacional las perspectivas son buenas...

-Por eso, después se verá. Pero fíjese que hoy a nivel nacional no se habla de aumento de sueldos. La propia CGT (Confederación General del Trabajo) dijo que prorroga esto hasta junio. Creo que hay situaciones que tenemos que contemplarlas en función de la realidad que vivimos a nivel nacional y, obviamente, a nivel provincial.

-¿Cuándo podrían darse las paritarias a nivel local?

-Lo antes posible. En esto no hay ningún inconveniente.

-¿Puede haber muchos paros?, sobre todo por las declaraciones de los sindicalistas.

-Creo que la sociedad en su conjunto tiene que conocer más, porque en definitiva son los ciudadanos quienes nos evalúan. En la medida que la población conozca cuáles son los ingresos, cuáles los egresos, cuánto es el gasto, tendremos una dimensión real de cuánto podemos incrementar el salario de los trabajadores. El año pasado se previó un aumento de más del 15 por ciento y se pagó desde un primer momento, cuando no estaba reflejado en el costo de vida y había mayor disponibilidad. A fin de año, con los datos del Instituto Provincial de Estadística y Censos, podemos decir que apenas llegamos al 15 por ciento (de inflación). Entonces, la evaluación y la forma en que se resolvió fue correcta.

-¿Hay mucha diferencia entre el 20 por ciento que piden los gremios y lo que puede dar el gobierno provincial?

-Primero, nosotros justificamos la necesidad de que los trabajadores ganen más, con lo cual no es nuestra intención reducir el sueldo y las jubilaciones, como ocurrió en otra oportunidad. Al contrario, creemos que hay que mantenerlo en este momento complejo y difícil. Pero tenemos que reflejarnos a nivel nacional: lo que ocurra a nivel nacional seguramente se va a reflejar en el resto de las provincias y en Santa Fe.

-El 1º de marzo deberían comenzar las clases en Santa Fe...

-No deberían; tienen que comenzar.

-¿Se piensa adelantar la paritaria docente?

-Bueno, sí, ya se acordó la realización de las mismas para febrero.

-El gobierno ya le mostró los números a los docentes e igual hubo un fin de año muy complicado con los paros y medidas de fuerzas del sector. ¿Qué pasa si ocurre lo mismo en el comienzo de este período lectivo y no arrancan las clases?

-Esperemos que no pase.

-¿Tienen expectativas que haya un panorama distinto al del año pasado?

-Por supuesto.

-¿Partiendo de qué situación?

-Partiendo del diálogo, de mostrar los números, de explicarle también a la sociedad que este gobierno invierte muchísimo en educación, que tenemos un plan de llevar adelante el Plan Ceibal de informatización de la escuela primaria, como lo hizo Uruguay. Nosotros tenemos la responsabilidad de gobernar la provincia; la educación es una de las responsabilidades de la Nación transferidas a las provincias que, dicho sea de paso, transfieren la responsabilidad pero no los recursos. Con lo cual es un problema que algún día tenemos que resolver en un país que es federal en los papeles y en la Constitución, pero a la hora de gobernar y de llevar adelante los destinos del país, es absolutamente unitario. Y todo ello hace que desde este lugar propongamos, ofrezcamos y llevemos adelante una propuesta, y del otro lado están los docentes que tienen el derecho de demandar. De manera que vamos a trabajar en esta idea de encontrar un camino, y la sociedad debe conocer todo este debate.

-¿Cómo está el reclamo de la provincia a la Nación por los fondos que le adeuda?

-Tenemos una convocatoria, todavía sin fecha, para una conciliación. Podría ser en febrero o marzo. Ahí vamos a invitar a la prensa de Santa Fe y también a todos los poderes del Estado a que nos acompañen.

-Hay muchos reclamos por parte de usuarios de la Empresa Provincial de la Energía. ¿Le preocupa la situación de la EPE? ¿Habrá algún plan para la gente que se vio perjudicada por los cortes?

-Nunca hubo tanta inversión en la EPE como en este tiempo, más de 400 millones de pesos. Y en los planes está invertir en los cuatro años de gestión más de 1.000 millones. Pero el alto grado de desinversión anterior complica con la recuperación rápida que la gente demanda y se merece. Fíjese que todos los cables subterráneos son cables bañados en aceite, y esto no se usa más. Cada vez que uno de ellos se quema produce mucho humo y dificulta, primero la salud de los trabajadores de la EPE, que no pueden ingresar a realizar sus trabajos, y en segundo lugar hay una pérdida de aquellos usuarios que se quedan sin el servicio.

Comentá la nota