Reclamos cordobeses

La oposición planteó ayer que la comisión especial que debe pronunciarse sobre el despido de Martín Redrado funcione integrada por la totalidad de sus miembros.
"El quórum de la bicameral se forma con la mitad más uno de sus miembros cuando el cuerpo está totalmente integrado", advirtió el diputado Gumersindo Alonso (Frente Cívico) en el cierre del plenario de la comisión de Finanzas en la Cámara Baja.

La comisión bicameral de consulta contemplada en la Carta Orgánica del Banco Central está encabezada por el vicepresidente y titular del Senado y por los presidentes de las comisiones de Presupuesto y de Finanzas de cada cámara parlamentaria, por lo que tiene un total de cinco miembros.

El Gobierno limitó la convocatoria a los cuerpos de Diputados por entender que el reparto de cargos en las comisiones de esa Cámara ya estaba acordado entre los bloques, un proceso de consenso político que todavía está pendiente en el Senado.

La posibilidad de que Julio Cobos decida aguardar esas designaciones en la Cámara Alta para poner en marcha la comisión especial es analizada en la Casa Rosada. "Voy a escuchar a todos antes de decidir mi postura", se limitó a decir en las últimas horas el vicepresidente.

Alonso tuvo especial participación en los plenarios ya que es miembro de ambas comisiones.

Otro legislador cordobés, el justicialista disidente César Albrisi, fue el primero en desviar el intento oficial de limitar el plenario de la comisión de Presupuesto a la elección de autoridades."Debemos marcar diferencias con los argumentos del jefe de Gabinete. Tenemos el derecho de cumplir con nuestra función de control de los DNU", dijo.

Por su parte, el radical Heriberto Martínez, también miembro de la comisión de Presupuesto, calificó de "burla" el pedido de intervención al Congreso"sobre un tema que está resuelto". "Hay que discutir la cuestión de fondo, el uso de plata de las reservas", le dijo a este diario.

Comentá la nota