Reclamo de senadores por falta de insumos en el Hospital de Niños de La Plata

Los senadores provinciales Fernando López Villa y Luis Malagamba (CC) solicitaron al Poder Ejecutivo la urgente provisión al Hospital Interzonal de Agudos Especializado en Pediatría "Sor María Ludovica" de la ciudad de La Plata, de los recursos e insumos indispensables para el desarrollo de sus actividades específicamente en el Servicio de Cirugía Plástica y Quemados.

Los senadores provinciales Fernando López Villa y Luis Malagamba (CC) solicitaron al Poder Ejecutivo la urgente provisión al Hospital Interzonal de Agudos Especializado en Pediatría "Sor María Ludovica" de la ciudad de La Plata, de los recursos e insumos indispensables para el desarrollo de sus actividades específicamente en el Servicio de Cirugía Plástica y Quemados.

Entre los elementos requeridos se cuentan un mallador de piel Mesh Craft o similar; tres saturómetros de oxígeno; sábanas de algodón; tres tensiómetros pediátricos; dos centrífugas para sangre; tres camas ortopédicas y doce uniformes para enfermeras, elementos imprescindibles para el correcto funcionamiento del servicio y la debida atención a los pacientes.

En los fundamentos de su iniciativa señalan los legisladores de la Coalición Cívica que el Hospital de Niños de La Plata "es la institución de máxima complejidad para la niñez en la provincia de Buenos Aires. Desde 1889 -dicen- cuenta con sólidos equipos de trabajo constituidos por médicos, odontólogos,- bioquímicos, técnicos, enfermeros y personal administrativo así como también grupos de padres y servicio de voluntariado, quienes han cimentado y acrecientan la calidad humana y profesional que lo caracteriza".

"El área de atención de niños quemados, en particular la Sala 27 -afirman López Villa y Malagamba- tiene a su cargo el cuidado intensivo grave -tanto en la etapa aguda como en el tratamiento de las secuelas- de los menores que padecen las consecuencias de la exposición a agentes físicos, ya sea térmicos, eléctricos, radiantes, químicos, cáusticos o biológicos que les han provocado alteraciones con consecuencias corporales, psicológicas y/o sociales. Asisten, asimismo, a pacientes derivados de distintos centros de la provincia, del país e, incluso, del exterior".

Añaden que el tratamiento del paciente pediátrico quemado grave "constituye un problema especial ya que requiere de personal especializado y de una infraestructura adecuada tanto edilicia como tecnológica, y la disponibilidad adecuada de dichos requerimientos aumenta de manera exponencial las posibilidades y capacidad de supervivencia de los afectados, por lo cual son necesarios recursos que deberían ser provistos de manera previsible y constante por la autoridad competente".

Expresan por último que "el prestigio y la trascendencia del Hospital de Niños Sor María Ludovica han logrado persistir y profundizarse a lo largo de la historia. Esta constancia en la excelencia -consignan- reside de manera excluyente en la calidad humana y profesional de sus integrantes profesionales y no profesionales, cuya voluntad e idoneidad en el cuidado de la salud de nuestra infancia más vulnerable merecen y demandan una contrapartida constante y efectiva por parte de las autoridades gubernamentales".-

Comentá la nota