Reclamo de seguridad por una ola de robos en escuelas cercanas a la villa 1-11-14

Maestros, padres, alumnos y vecinos de los colegios 4, 11, 12 y 22 realizarán esta tarde un corte en avenida Fernández de la Cruz y Centenera. Más tarde marcharán hacia la comisaría 34, donde entregarán un petitorio. Piden que el Gobierno de la Ciudad "garantice la seguridad en la entrada y la salida de las escuelas".
"Queremos que se garantice la seguridad en la entrada y la salida de las escuelas". Es el reclamo de maestros, padres, alumnos y vecinos de los colegios 4, 11, 12 y 22, que están pegadas a la peligrosa villa 1-11-14.

Luego de una asamblea realizada ayer, toda la comunidad de la zona decidió unir fuerzas para reclamar seguridad al gobierno porteño y a la Policía Federal, en medio de una ola de delitos que afecta a las comunidades de esos establecimientos en el distrito 19°

Este mediodía realizarán un corte de calle en Avenida Francisco Fernández de la Cruz y Centenera. Luego marcharán hacia la comisaría 34, ubicada en Quilmes al 400. Los manifestantes entregarán un petitorio a las autoridades policiales solicitando medidas de seguridad urgente, según explicó Jorgelina, una maestra de la Escuela Nº 4.

"Los niños son atacados cuando entran y salen del colegio. También sufrieron robos el personal de cocina y un profesor de inglés. Hicimos un petitorio para llevarlo en forma pacífica a la comisaría 34", dijo la docente.

"Son cuatro escuelas que están pegadas a la villa 1-11-14 y constantemente recibimos asaltos, golpes a los maestros, a los vecinos del barrio, a los camareros, a los auxiliares. A los chicos les roban las mochila, les roban a los padres que llevan a los chicos a la escuela", aseguró el delegado de Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) José Bradford.

El representante de la UTE afirmó que "el gobierno de la Ciudad debería resolver esto" y agregó que las autoridades porteñas conocen esta problemática, vinculada al "consumo de drogas". "Lo que nos roban es para el paco. La villa 1-11-14 es uno de los laboratorios de droga más grande de la Ciudad. Este tipo de drogas rompió completamente con los códigos que tenían los delincuentes, frente a los maestros, frente a los vecinos de la misma villa", enfatizó.

Comentá la nota