Reclamo de Sarkozy y Lula para reducir la emisión de gases

En París, el presidente francés y su par brasileño presionaron a China y los EEUU para que en la próxima cumbre sobre cambio climático hagan concesiones por el efecto invernadero en la Tierra
En un documento conjunto, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el mandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, pidieron a los países industrializados y ricos reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 80 por ciento desde los niveles de 1990 para el 2050.

Además, pidieron a los países emergentes a buscar un crecimiento bajo en carbono, con ayuda financiera de países más ricos, y a tomar medidas para disminuir el ritmo de aumento de sus emisiones de gases de efecto invernadero para el 2050.

Lula dijo que el documento firmado con Sarkozy era "más que una declaración de intenciones, es una biblia climática". El manadatario agregó a la prensa que Estados Unidos y China debían demostrar más audacia para aceptar compromisos en Copenhague.

Por su parte, Sarkozy dijo en una conferencia de prensa conjunta que "no tengo dudas de que nuestros amigos estadounidenses, o nuestros amigos chinos, aceptarán sus responsabilidades".

Poco antes de la reunión en París, Brasil prometió reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero entre el 36,1 y el 38,9 por ciento, lo que pretende lograr mayoritariamente controlando la deforestación de la región amazónica.

Ambos líderes tratarán de conseguir un amplio apoyo para la iniciativa antes de la cumbre de Copenhague en diciembre.

Comentá la nota