Reclamo salarial: Brizuela y Guzmán no quisieron hablar

Las autoridades provinciales y municipales, presentes en la inauguración de un supermercado.
Cuando se estaba retirando del acto de inauguración del supermercado Changomás, unos cánticos desde el fondo del salón sorprendieron al gobernador Eduardo Brizuela del Moral y a las autoridades que lo acompañaban. "No se preocupe, son los empleados que festejan", lo tranquilizó el gerente del nuevo comercio. "Me asusté, pensé que era un piquete", respondió Brizuela.

Más allá de la broma, el Gobernador no quiso hablar, ante la consulta de este diario, acerca de la protesta de distintos sectores de la administración pública, principalmente docentes, en reclamo de mejoras salariales.

Tampoco el intendente de la Capital, Ricardo Gaspar Guzmán, quiso anticiparse a la medida de fuerza ya resuelta por el SOEM Capital para el martes próximo.

Sin embargo, altas fuentes oficiales confiaron a este diario que se siguen evaluando las finanzas provinciales pero que, hasta ahora, los números no dan para anuncio alguno.

Como contraste de la protesta del sector público, el Gobernador destacó la importancia de Changomás como una inversión privada que llega a Catamarca y que supuso una inversión de 10 millones de dólares y la contratación de 120 empleados. La inauguración del centro comercial se realizó ayer por la tarde y contó con la presencia de funcionarios provinciales y municipales.

Comentá la nota