La UCR reclamó precisiones sobre la "Escuela de Verano"

Precisiones sobre el funcionamiento y la normativa que posibilita la realización del programa piloto "Escuela de Verano", reclamaron este lunes mediante un pedido de informe previsto en la Constitución Provincial los diputados de la oposición.
"Es preciso que se aclaren las groseras contradicciones que se suscitaron entre la ministra Comello y su directora de Educación Secundaria Sandra Arrieta. Porque entre la versión original y la aprobación "automática, al completar las exigencias del programa", hay una distancia que preocupa sensiblemente a toda la comunidad educativa, alcanzada por la medida", advirtieron los diputados provinciales Martin Hernández y Dolly Di Biase.

Los legisladores pidieron un informe pormenorizado de los distintos aspectos abarcados por el programa citado a la ministra de Cultura y Educación de la Provincia de Formosa; mediante el expediente D 4 140/10 de fecha 28 de enero pasado; la solicitud también abarca otros requerimientos relacionados con el sistema y registro de las calificaciones de los alumnos participantes, la modalidad y percepción de los haberes del personal docente y no docente involucrado en las Escuelas de Verano, como asimismo el régimen de licencias o permisos que compensaran su empleo durante las vacaciones.

El radicalismo reiteró su compromiso permanente con la Educación y la Comunidad Educativa de Formosa, pero no se avalaran con un silencio cómplice, improvisaciones facilistas de un ministerio del cual deben provenir "certezas". Los efectos "no deseados" del experimento de verano, causaran a todo el sistema un gran perjuicio a corto plazo; que afectará a los docentes y los alumnos por igual, que serán los principales damnificados por la aprobación sin más trámites anunciadas por Arrieta. Ellos esperan lo mejor del sistema, su formación con excelencia es lo primordial, no su "inclusión".

La oposición no quiere adolescentes "excluidos" de las Escuelas Secundarias, tampoco queremos padres y especialmente jóvenes, descreídos y desilusionados con la educación pública, responsabilidad de la administración Insfran. La inclusión no debe lograrse o resolverse con formulas amañadas y facilistas que terminaran perjudicando a las partes que se pretende "ayudar".

Comentá la nota