Reclamo del noreste pone a la promoción industrial en el tapete

Las industrias textiles del noreste del país comenzaron a reclamar que se les aplique un régimen de promoción similar al vigente en La Rioja, Catamarca y parte de Cuyo. El planteo llega justo cuando estas provincias intentan convencer al gobierno nacional de prorrogar la vigencia del sistema que comienza a caducar este año y se extingue en 2012. Esa exposición pública del tema puede perjudicar las aspiraciones de la región.
El sector textil del noreste argentino demandó la equiparación de beneficios fiscales con los de Cuyo, lo cual permitirá oxigenar las empresas del rubro que funcionan en esta parte del país.

El planteo compartido por todos sus colegas del noreste, propone que la industria textil logre las condiciones fiscales como las reducciones y diferimientos que benefician a sus competidores de La Rioja, San Juan, San Luis y Catamarca, justo en el momento en que estas provincias le reclaman a la Nación que se extienda la vigencia del sistema.

El pedido fue expresado por el industrial correntino Pablo Seferián, al gobernador del Chaco Jorge Capitanich, provincia donde hay una planta de la firma.

En nombre del sector, Seferián directivo de la hilandería Tipoití en Corrientes y una desmotadora en Pinedo, Chaco, planteó “alternativas para el desarrollo regional” y convertir este contexto crítico en "una oportunidad para que el NEA pueda colocarse en igualdad de condiciones con otras provincias para incentivar la inversión y la generación de mano de obra, según publicó un diario chaqueño".

“Reflejando el deseo de los industriales del Chaco, Corrientes y Formosa, Seferián explicó que los empresarios de la región pagan 50% más de Impuesto al Valor Agregado (IVA) que provincias como La Rioja, San Juan, San Luis y Catamarca.

"El sector no está pidiendo más beneficios que los industriales del mismo sector que están en otras provincias, ni siquiera mayor consideración por estar radicados en la región más desfavorable porque sus costos de producción son mucho más altos y su rentabilidad más baja-”, consignaron.

“Sólo queremos ser tratados en igualdad de condiciones y creemos que es un buen momento para pensar en esto, así podremos ayudar al gobierno en este momento de crisis para sacar adelante a la región”, expresó Seferian.

La Nación se ha mostrado remisa a prorrogar la vigencia de la promoción industrial en La Rioja y la región, precisamente para evitar un rebrote de reclamos desde otras zonas del país.

Comentá la nota