Un reclamo sin mucha altura

A casi un mes del último encuentro con funcionarios municipales, empresarios y profesionales de la construcción quieren reunirse nuevamente esta semana. Pretenden edificar por encima de los 23 metros autorizados y advierten sobre los costos.
Empresarios y profesionales de la construcción pretenden reunirse nuevamente esta semana con funcionarios de la municipalidad para volver a discutir reformas al Código Urbano sancionado el año pasado por el Concejo. Los encuentros se suspendieron hace prácticamente un mes ante el avance de la gripe A y la disminución de la actividad en la administración pública. "Se avanzó bastante fundamentalmente en aspectos técnicos, pero quedan pendientes los temas más pesados", admitió el presidente de la Asociación Empresarios de la Vivienda, Marcelo Passardi para después confirmar que el lobby constructor focalizará sus gestiones en un reclamo: incrementar la altura máxima permitida para nuevos edificios. Según Passardi de mantenerse la regulación aprobada en 2008, "el sobrecosto para construir en el área central será del 23 por ciento y en el primer anillo llegará al 40 por ciento". La AEV pretende llevar los 23 metros autorizados en la actualidad a 32, planteo que el municipio ha rechazado de plano. "La sociedad todavía no percibe el impacto del nuevo marco regulatorio porque se sigue construyendo con lo permisos del viejo Código. Pero en poco tiempo se va a empezar a sentir", advirtió Passardi.

La semana pasada la Asociación de Empresarios de la Vivienda solicitó formalmente al Ejecutivo municipal reanudar las reuniones de la Comisión Asesora formada meses atrás para analizar la problemática de la construcción. "Veníamos trabajando bien hasta que todo quedó en suspenso por la gripe A y la recomendación de evitar encuentros con muchas personas", explicó el arquitecto Passardi a Rosario/12.

"Pensamos -continuó- que ha transcurrido un tiempo prudencial y esperamos que esta semana podamos volver a encontrarnos para dialogar sobre los temas pendientes". En ese sentido, el titular de la AEV destacó que en las reuniones del mes pasado "conseguimos destrabar algunas cuestiones eminentemente técnicas como fue suspender la reglamentación de algunas ordenanzas que había aprobado hace poco el Concejo como fue por ejemplo el tema del seguro a contratar".

De inmediato Passardi reconoció que "los temas más importantes quedaron pendientes y esperamos poder retomarlos cuanto antes". El aspecto prioritario para los profesionales y empresarios de la construcción es la altura máxima permitida para los nuevos edificios. "Vamos a seguir reclamando una ampliación de los metros que aprobó el Concejo, convencidos de que mantenerlo como fue sancionado es perjudicial para la ciudad, porque van a dejar de llegar muchas inversiones y fundamentalmente para los inquilinos y futuros propietarios por el aumento de los valores", pronosticó.

De acuerdo a los cálculos de la Asociación de Empresarios de la Vivienda, en el área central -Oroño, avenida Pellegrini y el río el sobrecosto será de al menos "un 23 por ciento". En el primer anillo -Ovidio Lagos, Oroño, 27 de febrero y Pellegrini el incremento se ubicará en torno "al 40 por ciento".

La divergencia con el gobierno municipal en este tema no es menor: el Ejecutivo defiende la altura aprobada en el Concejo a instancias de un proyecto elaborado por la Secretaría de Planeamiento y avalado únicamente con los votos de la bancada oficialista y la titular de la repartición, Mirta Levin aclaró al término del último cónclave que mantuvo con el lobby constructor que la municipalidad sólo estaba dispuesta a promover "pequeños retoques a la norma" pero no a cambiar el "espíritu" de la ordenanza.

Al respecto Passardi recordó que "en última instancia la decisión la deberán tomar los concejales. La Comisión Asesora que se formó y que integra la AEV, los colegios profesionales, las cámaras del sector, distintas áreas del municipio y la Universidad emitirá un dictamen técnico no vinculante y la palabra final la tendrá el Concejo". En ese sentido el titular de la AEV admitió que "por ahora es difícil pensar en un cambio sustancial" en la regulación teniendo en cuenta que en el Palacio Vasallo hay una amplia mayoría del PS que se mantendrá al menos hasta el 10 de diciembre cuando se renueve la mitad del Concejo, de acuerdo al resultado de las elecciones de septiembre.

Comentá la nota