Reclamo de mejoras urgentes

Las obras para la apertura del hipermercado Walmart recién se iniciaban y desde entonces se piden obras o mejoras que permitan una seguridad acorde con el flujo vehicular. Pero los pedidos caen en saco roto.
Esta semana, el vecino del barrio Juan XXIII Norberto Gil, acostumbrado a peticionar ante el OCCOVI, reiteró los pedidos para la zona:

- Pavimentación de unos 300 metros de la colectora de Gaona, desde la calle Andrade hasta Mario Bravo "dado que el ingreso y egreso de transportes de carga genera permanente deterioro de la actual colectora de tierra".

- Colocación de mesetas reductoras de velocidad sobre la calle Mario Bravo, entre colectora y calle San Juan.

- Barandas de contención en la rotonda de acceso al centro comercial, teniendo en cuenta que las mismas cuentan con alcantarillas que no están protegidas.

- Colocación de tachas reflectivas en la rama de ingreso al centro comercial y, por ende, al barrio, además de la carencia de cartelería de precaución e indicaciones viales.

A esos reclamos se le agrega la necesidad imperiosa de los empleados del hipermercado de contar con más seguridad en el horario nocturno de salida.

EN BESCHTEDT

Transitar Fernández Beschtedt entre Alsina y Gaona sin padecer el pésimo estado del pavimento es tan difícil como escribir el nombre de esta calle sin errores de tipeo.

El sábado, un accidente protagonizado por una camioneta descontrolada es apenas una muestra de lo que puede suceder en esa arteria cada día más transitada.

A escasos metros de la plazoleta formada por Carlos Pellegrini y la bifurcación de Beschtedt, en dirección al centro de Luján, hay un pozo que rompe cualquier auto. Eso genera la peligrosa maniobra de desviar el rumbo. Pero las falencias siguen. En el cruce con Zitarrosa, el pavimento parece bombardeado y, para colmo, nunca dejar de haber agua.

A escasos metros, el lomo de burro que generó el accidente del sábado. Sin marcar y despintado, es una trampa para las personas que no conocen ese camino.

También está roto el pavimento cercano al lomo de burro cercano al cruce con Jorge Newbery. Y frente a una gomería, otra vez los pozos.

Coronan ese tramo los dos exagerados lomos de burro lindantes con las colectoras de Gaona. Casi imposible que los autos pasen sin rozar su carrocería.

Comentá la nota