Reclamo masivo de médicos del hospital por descuentos salariales

Profesionales del Hospital Regional Río Grande mantienen medidas hace más de tres meses escudados en un «cambio de modalidad de trabajo» que reduce la atención de pacientes por hora. Los descuentos salariales llegaron y reclaman desde «descuentos sin seguir ningún tipo de patrón», hasta reducciones de haberes a trabajadores que no se plegaron a la medida. Desde Salud sostienen que se descontará a quienes hayan hecho la medida de fuerza, disfrazada de «cambio de modalidad de trabajo». Los médicos definirán hoy en asamblea: analizarán entre profundizar la misma medida de fuerza o lo planteado por un sector que propone la renuncia masiva de los profesionales.
RIO GRANDE.- Un nuevo foco de conflicto se vive en el Hospital Regional Río Grande, esta vez nuevamente con el sector de los profesionales que ayer por la tarde se presentaron de forma masiva en la oficina de la subsecretaria de Salud, Cristina Aguado, reclamando por los descuentos en sus haberes, producto de una medida de fuerza que mantienen desde el mes de marzo, que reduce la cantidad de pacientes atendidos por hora.

Los médicos cuestionan desde la modalidad para la aplicación de los descuentos, a la que consideran «sin ningún tipo de criterio», hasta deducciones en los salarios de trabajadores que no se han plegado a las medidas.

La Asociación de Profesionales desarrollará en la mañana de hoy una asamblea en la que definirán las nuevas medidas a adoptar: analizarán desde profundizar las medidas que vienen desarrollando, e incluso una posibilidad que plantea un sector interno que es proponer la renuncia masiva de médicos, según informaron.

Aguado, en tanto, defendió la postura del Gobierno y destacó que los descuentos «se dan en base a las planillas de trabajo, los informes de los jefes de área de recursos humanos». Aunque reconoció que «puede haber errores» y que en esos casos se corregirán. Aún así sostuvo que se descontará a quienes hayan hecho la medida de fuerza, disfrazada de «cambio de modalidad de trabajo».

La funcionaria argumentó que «se trata de una medida de fuerza, dicen que han cambio la modalidad de trabajo desde el 10 de marzo, sólo la levantaron para reunirse en trabajo y economía, en ningún momento hubo notificación de que la medida se haya levantado y desde el Ministerio se informó que se harían descuentos como en cualquier caso».

Pero de qué manera se realizaron los descuentos que hoy reclama el sector, según Aguado explicó que fue informado que el descuento sería proporcional: «Como los profesionales dijeron que la medida sería atender un paciente por hora, entonces se calculó cuántos turnos se debieran dar por hora y de ahí se hizo el descuento proporcional. Los descuentos se dan tal cual se hizo con ATSA como con otros gremios en la medida de fuerza».

Y agregó, en este sentido, que «se tomaron en cuenta los partes diarios del hospital, donde figura todo el movimiento del personal médico y también las notas firmadas por los jefes de departamento médico del hospital y en base a esos haberes se hicieron los descuentos, del hospital salieron las notas de los jefes de departamento y recursos humanos».

Desde el sector de los profesionales, Oscar Ruiz apuntó que se encontraron en la última liquidación de haberes «descuentos de haberes sin seguir ningún tipo de patrón o conducta, porque de hecho, con remuneraciones similares, a algunos no se le hicieron descuentos y en otros casos desde 500 a 1.700 pesos y es una situación que no resiste ningún lineamiento matemático, se le han hecho descuentos a gente que no ha estado plegada a la medida».

Las posibles medidas de fuerza a adoptar se decidirán hoy por la mañana en la asamblea a realizarse a las nueve de la mañana. Entre los propios médicos hay diferentes posturas, algunos proponen seguir con la misma medida de fuerza, hasta lo planteado por un sector que impulsa la renuncia masiva de los profesionales del hospital.

«Esto si no se concreta la devolución de los descuentos que son una ilegalidad, sin sustento, cuesta creer que hayan sido tan atrevidos porque pasa la torpeza para llegar al atrevimiento», manifestó Ruiz.

El origen del conflicto

La situación conflictiva entre el sector de los profesionales y el Ministerio de Salud se mantiene hace un año y medio. Los médicos del hospital aseguran que lo que se pide no es un aumento, «lo que pedimos es que nos restituyan dos hurtos que nos hicieron», aseguró Oscar Ruiz.

El médico recordó que la primera de estas situaciones se dio a principios de 2008, «cuando se recategorizó a los profesionales, se anclaron los adicionales en la categoría 21 y no en la prevista que es la 22, el 80% de nuestros ingresos son los adicionales, reclamamos esta situación», expresó.

En tanto el segundo reclamo se refiere al acuerdo paritario entre el sindicato de la Sanidad (ATSA) y las autoridades de Salud. Ruiz señaló que «se dio un aumento exceptuando los ítem de dedicación exclusiva y responsabilidad profesional, que son los ítem del sector profesional de la salud, y esto hace que cualquier tipo de aumento sobre el básico en la administración pública, nos deja excluidos; está claro entonces que no pedimos ninguna barbaridad ni estamos pidiendo aumento en este momento que sería irracional».

Comentá la nota