El reclamo llegará en marzo

Néstor Ferrazza dijo que los pedidos de aumento dependerán de cómo evoluciona la inflación y también de si hay despidos o suspensiones. Admitió que el escenario más preocupante se daría con el posible recrudecimiento del conflicto del campo.
El secretario general de la CGT Rosario, Néstor Ferrazza, consideró que es prematuro adelantar una pauta de reclamo salarial para este año. "No hay nada analizado, ningún gremio previsto cuánto se puede pedir. Marzo será el mes clave", indicó el gremialista, quien afirmó que todos los sindicatos -tanto del sector público como privado﷓ deberán evaluar "qué pasa con la inflación, con los despidos, con las suspensiones, y sobre todo con el campo". El dirigente afirmó que el posible conflicto con las entidades rurales es "lo más preocupante".

Aunque subrayó que no se puede hablar de ningún porcentaje, Ferrazza indicó que el proyecto del presupuesto provincial estipula un 18 por ciento de incremento en el monto destinado a masa salarial. "Pero eso no significa aumento, sino apenas un indicador", consideró.

Por el momento, la mayor preocupación del dirigente sindical rosarino pasa por la relación entre los dirigentes del campo y el gobierno nacional. Es que un nuevo conflicto podría tener un impacto severo sobre la economía regional. "Lo que más me preocupa es que pasa con el campo, ojalá que se solucione. Es el tema más difícil porque tiene que ver con varias cosas, como los inversores de la construcción. Si se logra solucionar, y mantener los niveles de exportación, podremos tener un año tranquilo", afirmó Ferrazza.

Por eso, el dirigente aventuró que no se barajarán aumentos hasta marzo. "Es muy difícil hablar de aumento salarial porque no se sabe que va a pasar en estos meses, todo depende de distintas cuestiones porque si bien los precios no han variado, sí hubo aumento de tarifas", dijo.

En cuanto a la pérdida de fuentes de trabajo -que tuvo su punto álgido en octubre con los 435 despidos en General Motors, luego frenados- Ferrazza consideró que "la situación está estable. Noviembre fue un mes duro. Pero se llegó a un acuerdo con la industria automotriz, la que tenía más riesgo, y ahora está el plan nacional para la compra de autos 0 kilómetro. Los rubros fundamentales para ver cómo evoluciona el empleo son el automotriz, la construcción, las cerealeras y la industria la maderera, que tiene fuerte competencia brasileña".

Comentá la nota