Reclamo de internas para quienes ostentan los sellos partidarios

En el oficialismo quieren, además de la Gobernación, conducir la estructura formal de la centenaria agrupación. Por el lado de la conducción peronista se enfrentan dos sectores, uno que pide no elegir candidatos a dedo y el otro que quiere ser parte del FdeT.
Quienes ostentan los sellos correntinos de la Unión Cívica Radical y el Partido Justicialista soportan, desde el domingo 28, un aluvión de reclamos para la convocatoria a internas. Los pedidos son de "normalización" partidaria en la UCR y comicios "para evitar que el peronismo tenga un candidato a intendente capitalino designado a dedo y a pedido de un gobernador derrotado en las urnas, como Daniel Scioli". O bien de los que, desde el denominado Peronismo Federal, piden que se continúe con las políticas de alianzas que lograron la designación del presidente del Consejo Provincial, Rubén Pruyas, como vicegobernador y llevaron a Agustín Payes a ser viceintendente de la capital.

La UCR y el PJ padecen divisiones que son producto de la particular dinámica política de Corrientes. Ambos partidos, mayoritarios en lo nacional, sufren en la provincia divisiones que hicieron aparecer a hombres y mujeres de ambas agrupaciones en las boletas de distintos frentes, que compitieron el 28 de junio por cargos nacionales.

Las dos estructuras partidarias también sufren el cimbronazo de alineaciones nacionales. Y, así como hay un Peronismo Federal y disidente, enfrentado a otro "K", el radicalismo tiene a los que militan en el oficialista Frente de Todos y en el opositor Encuentro por Corrientes. Estos últimos controlan la intervención designada por el Comité Nacional que preside el senador jujeño Gerardo Morales, quien comparte con el triunfante Julio Cobos y Elisa Carrió la mesa del Acuerdo Cívico y Social, estructura con la que pretenden disputar -en 2011- la Presidencia al candidato que resulte del reacomodamiento justicialista poskirchnerista.

Mientras desde lo nacional ambos sectores tejen estrategias conjuntas, en Corrientes el cobismo - representando por el gobernador Arturo Colombi- quiere utilizar el impulso del triunfo electoral para presionar y que se "respete la voluntad mayoritaria de los radicales correntinos que acompañan al Frente de Todos", enfrentando a Ricardo Colombi que es respaldado por la intervención a cargo de José Luis Bellia, designado por el Comité Nacional, mucho antes de la articulación de Acuerdo Cívico y Social.

Por la conducción

No son pocos los radicales del Frente de Todos que exigen un llamado a internas para normalizar el partido. Lo hizo en muchas oportunidades el gobernador Arturo Colombi y se sumaron distintos dirigentes.

Durante el fin de semana el diputado provincial Armando Aquino Britos declaró que "la regularización de la Unión Cívica Radical en Corrientes no admite dilaciones y debe dar el ejemplo" para lo cual consideró que "se debe practicar la democracia interna".

En opinión del legislador oficialista "el sector que hoy ostenta el sello tiene temor a la expresión soberana de los afiliados. Es que saben que, después del triunfo del Frente de Todos el domingo pasado, ahora vamos por el partido".

Ola federal

El peronismo local, representado por el senador kirchnerista Fabián Ríos, ya tenía fisuras antes de los comicios. Dirigentes justicialistas se manifiestan contra la designación unilateral del candidato a intendente que, por pedido del gobernador de Buenos Aires y delfín político de Néstor Kirchner, Daniel Scioli, recayó en Carlos "Camau" Mauricio Espínola, reconocido deportista local y medallista olímpico.

El justicialismo enfrenta además de esta división otra más profunda. El sector que se identifica con el triunfante "Peronismo Federal", pide la continuidad del Justicialismo en el Frente de Todos.

La historia demuestra que, a diferencia del resto del país, al peronismo correntino la suerte le es esquiva y reconoce pocos antecedentes de victorias electorales. Hay que remontarse a 1973.

En 2005, con el Frente de Todos, pudo lograr que un hombre del partido llegue a vicegobernador, un joven a la viceintendencia, otros al Senado de la Nación y obtuvo varios diputados nacionales y provinciales.

El 28, luego de ejemplares comicios internos, el peronismo, liderando el Frente Correntinos por el Cambio, hizo una notable elección pero que llegó tercero y sólo pudo consagrar a un diputado nacional, el que finalmente se postularía para intendente de Monte Caseros, de acuerdo a lo anunciado por el propio Eduardo "Botón" Galantini.

De esa forma pasa a ser parte del pelotón de candidatos testimoniales, una estrategia que fracasó en la provincia de Buenos Aires y provocó un terremoto en el peronismo nacional.

Sin lugar a dudas que las figuras de Carlos Reutemann, Francisco De Narváez, Eduardo Duhalde, entre otros, pesarán en futuras estrategias del justicialismo. Sus seguidores locales se repartieron el 28 entre el acompañamiento al Frente de Todos y al Partido Autonomista.

En el encuentro del sector, desarrollado el viernes en San Roque, el dirigente Juan Alberto Fernández declaró que "el peronismo debe estar donde está el pueblo e indefectiblemente el movimiento debe ser conducido por ganadores. No por derrotados que ni muestran la grandeza para digerir la derrota".

El ministro de Gobierno de Corrientes y dirigente de la corriente Federal, Walter Insaurralde, afirmó que tienen la "firme convicción que desde este espacio surge la recuperación peronista en Corrientes y el país". Insaurralde fue designado para llevar adelante "las negociaciones y búsquedas de espacios de poder acordes al rol y el potencial que, tras el domingo, el Peronismo Federal tiene en la provincia y toda Argentina". Un respaldo a la decisión de continuar en el Frente de Todos.

No sólo del Peronismo Federal surgen problemas para el kirchnerismo local. Agustín Payes, Elisa Shpoliansky, candidata segunda diputada nacional el pasado 28, y el diputado nacional electo Eduardo Galantini compartieron escenario para reclamar a la conducción el llamado a comicios internos y así elegir candidato a intendente capitalino. En opinión del Viceintendente "hace falta un dirigente que sepa remar, no alguien que va para donde sopla el viento", para conducir la Comuna de Corrientes.

Faltan menos de 10 días para el cierre de la presentación de alianzas y partidos que participarán en los comicios del 13 de septiembre. Esta semana habrá febriles negociaciones para acordar. Los resultados electorales favorecen al oficialismo que confía en superar el límite constitucional de ganar por una diferencia mayor a 10 puntos de su inmediato seguidor, para lo cual negocia nuevas incorporaciones al frente. Del otro lado hacen lo mismo esperanzados en revertir las tres derrotas anteriores.

Comentá la nota