Un reclamo histórico de Rosario

El próximo año, el municipio destinará 330 millones de pesos a la salud pública, mientras que la provincia aportaría, como hipótesis de máxima, 50 millones. Con estos números, el intendente remarcó la "inequidad" en el reparto de fondos desde la Casa Gris.
Aunque buscó cuidar las formas, el intendente Miguel Lifschitz reclamó ayer al gobierno provincial mayores recursos para la salud pública de Rosario y denunció "inequidad" en el reparto de fondos desde la Casa Gris hacia las distintas ciudades. "Rosario es la única ciudad de la provincia de Santa Fe que tiene una inversión tan importante en la salud pública y esto genera un desequilibrio en materia de recursos, porque recibimos lo mismo que Santa Fe, Rafaela, Venado Tuerto", señaló durante una recorrida por la maternidad Martin. El titular de la cartera sanitaria local, Luis Dimenza recordó que para 2009 el municipio destinará 330 millones de pesos "casi un millón por día", mientras que la provincia aportaría, como hipótesis de máxima, 50 millones. "Este año ese aporte fue de 10 millones cuando en realidad debiera ser de 100 millones si la administración provincial se haría cargo íntegramente de la alta complejidad del sistema", agregó el funcionario.

Lifschitz y Dimenza recorrieron ayer las instalaciones de la nueva Maternidad Martin, a dos años de su inauguración. También estuvieron la directora del efector, Silvia Carbognani, con quienes saludó a las mujeres internadas con sus bebés recién nacidos, a quienes entregó presentes y la diputada nacional Mónica Fein.

El titular del Palacio de los Leones afirmó que "la maternidad es un orgullo para la ciudad desde el punto de vista arquitectónico, tecnológico y profesional" y destacó la connotación muy emotiva del lugar debido a que allí se practican "más de la mitad de los partos que se hacen en Rosario". El intendente destacó que "gracias a esta institución las mujeres que provienen de familias humildes tienen la posibilidad de contar con la mejor atención y con un ámbito de gran calidad que garantiza el derecho a la salud y el derecho a la vida".

La moderna tecnología de la Maternidad Martin, como centro materno infantil, la ubica entre las cinco más importantes del país. En total, el edificio cuenta con 52 camas ﷓9 de las cuales son de alto riesgo﷓, distribuidas en 11 habitaciones de una, dos y tres unidades. Además, tiene dos quirófanos, tres salas de parto y un servicio de neonatología con 25 puestos.

Luego, el jefe comunal retomó el histórico reclamo de Rosario hacia la gobernación, cuando ésta estaba en manos del peronismo, un pedido que no cesó pese a la llegada del socialismo a la Casa Gris. "Obviamente aquí se da una situación de inequidad. Rosario es la única ciudad de la provincia de Santa Fe que tiene una inversión tan importante en la salud pública y esto genera un desequilibrio en materia de recursos, porque recibimos lo mismo que Santa Fe, Rafaela, Venado Tuerto, proporcionalmente a la población, y resulta que exclusivamente Rosario hace una inversión tan fuerte como la que señalaba anteriormente en materia de salud pública, no sólo para atender a los rosarinos sino a muchísimos santafesinos del sur sobre todo. Este es un tema sobre el cual hay total conciencia a nivel de Salud provincial y que estamos buscando la manera de resolver", sostuvo.

De inmediato, Lifschitz aclaró: "Vamos a seguir profundizando esa política de salud porque el derecho a la salud es el más importante desde el punto de vista social que hay que garantizarle a todos los ciudadanos por igual. Por supuesto que vamos a seguir conversando con el gobernador y con su equipo de Salud para ver la manera de que algunos gastos que está realizando el municipio puedan ser compensados a través de recursos provinciales".

Al respecto, Dimenza precisó que este año la provincia aportó 10 millones de pesos "y el compromiso del ministro (de Salud de Santa Fe, Miguel) Cappiello es quintuplicar esos fondos el año próximo. Nosotros aspiramos a conseguir incluso más recursos, estimamos que debiéramos conseguir 100 millones para poder financiar el sistema de alta complejidad fundamentalmente el Hospital de Niños Vilela y el Heca. La verdad es que desde la provincia hemos notado muy buena voluntad, pero se complicó por cuestiones admnistrativas como la falta de aprobación del Presupuesto 2009 ante la falta de acuerdo con el PJ".

Comentá la nota