Reclamo hacia un servicio de transporte de pasajeros

En plenas fiestas navideñas, se vivió una situación de tensión cuando se averió un coche de la empresa de transporte El Norte y no había otra unidad de reemplazo. Los pasajeros denuncian que el servicio es deficiente.
24 de diciembre a la siesta. La terminal de ómnibus de Santa Fe repleta de gente que viajaba a distintos destinos a pasar la Nochebuena. Las dársenas no daban abasto por la cantidad de colectivos que llegaban y partían en contados minutos. Excepto uno. El coche de la empresa El Norte que debía salir a las 13.30 con destino a Reconquista demoraba su salida y los pasajeros iniciaban una secuencia de reclamos sin respuestas, que culminaría con un piquete en la terminal local.

El leve malestar de los pasajeros por un atraso de 30 minutos en la partida mutó en bronca cuando notaron que el coche se había averiado y había que aguardar su arreglo. Al cabo de una hora y sin novedades por parte del mecánico, un grupo de pasajeros se presentó ante la boletería a reclamar el reemplazo de la unidad. Los empleados de la empresa se limitaron a informar que no había otro colectivo disponible y que la única forma de viajar era solucionando el desperfecto técnico.

Indignados, los pasajeros subieron al primer piso de la terminal a reclamar ante la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), organismo encargado de la fiscalización y el control de la operación del sistema de transporte de pasajeros de jurisdicción nacional. Se encontraron con la oficina cerrada. Optaron entonces por llamar al 0800 que figura en los carteles para hacer denuncias y tampoco atendió nadie.

Dos horas después, cansados de la falta de respuestas y temiendo no llegar a pasar la Navidad con sus familias, los pasajeros pasaron a la acción. Una decena de ellos se plantó frente a la barrera de control de acceso e impidió el ingreso de los coches a la terminal. Enseguida se empezó a armar una cola de colectivos que alcanzaba calle Belgrano.

No hubo incidentes, pero sí malestar e intervención de la policía. El piquete cesó 15 minutos después, cuando el ómnibus logró ser reparado. Recién en ese momento se presentaron dos inspectores de la Subsecretaría de Transporte de la provincia para labrar el acta correspondiente. Los pasajeros partieron cerca de las 16 hacia Reconquista, sin garantías de llegar a destino en esa unidad de transporte, con la identificación de El Norte Bis en su exterior.

Quejas

"Jamás estuve a favor de los piquetes pero acá se vivió una situación de tensión porque la gente está harta. En verdad espero que algún funcionario lea el acta e intervenga", dijo José Bacca, uno de los viajeros.

Los manifestantes denunciaron el deficiente servicio que brinda esta firma. "No es la primera vez que pasa algo como esto, estamos cansados. Soy pasajero frecuente de El Norte por la única razón de que es la única empresa que tiene el monopolio del trayecto Santa Fe-Reconquista. Siempre se rompe un coche o salen tarde o viajás incómodo. Cuando vine de Reconquista a Santa Fe, un viaje de 5 horas, no había aire acondicionado", reclamó Javier García.

"Se llegó a cortar la calle porque no había respuestas de nadie y en la boletería no nos daban el número de teléfono para comunicarnos con algún directivo de la empresa. La gente explotó porque era la víspera de Nochebuena", interpretó.

A otra usuaria, Valeria Salas -que venía viajando desde el sur del país con dos nenes- le vendieron boletos del coche averiado y cuando supuestamente ya tendría que haber estado en la ruta. "No me avisaron que estaba roto", se quejó.

Emanuel Kess, otro pasajero frecuente de El Norte, aseguró que "lo que más bronca me da es que la empresa no cuida a sus clientes. Es la única que viene para el norte, te tenés que subir sí o sí y pensar que tal vez no vas a llegar. ¡Lamentable! La provincia tendría que tomar cartas en el asunto porque no todas las empresas de colectivos son así", pidió.

La respuesta de la empresa

Sobre el incidente , desde la empresa se consideró necesario hacer un descargo. "Queremos pedirles disculpas a los pasajeros que se vieron afectados por esta situación imprevista. La empresa asume su responsabilidad, pues un coche se averió y no contábamos en ese momento con otro de reemplazo. Vendimos un servicio que no pudimos cumplir en tiempo y forma", declaró Raúl Pietroni, a cargo del área comercial de la empresa El Norte.

"Todas las unidades de larga distancia son medios mecánicos que pueden sufrir este tipo de contratiempos. Fue un día con altísima demanda, no había un coche de reemplazo y se debió esperar a que se repare el vehículo., que se trató de realizar con la mayor celeridad posible. Por esta demora se generó el malestar de los usuarios", justificó.

"El desperfecto fue un hecho aislado y excepcional. No se repite frecuentemente", señaló Pietroni, al tiempo que aseguró que "el estado de las unidades que están afectadas al servicio tienen la revisión técnica obligatoria vigente. Los coches están en aptas condiciones. Al inicio de nuestra gestión al frente de la empresa, en el 2003, tomamos un parquemóvil con una antigüedad de 15 años. Hoy esa antigüedad bajó a 8 años. Esto quiere decir que invertimos en unidades más nuevas para mejorar la calidad de la prestación", dijo. Pietroni precisó que el desperfecto se produjo en el circuito de aire que acciona todo el sistema neumático, de suspensión y el sistema de frenado. Afectó el coche de salida de la hora 13.35 que se dirigía desde Santa Fe hasta Reconquista, el pasado jueves 24 de diciembre. "Reiteramos nuestras disculpas a los pasajeros perjudicados por esta situación", cerró.

Comentá la nota