"Hay un reclamo muy fuerte por Néstor"

El diputado más amigo de Kirchner dijo que la cabeza de lista bonaerense es la más importante.
El nombre de Néstor Kirchner fue reflotado para encabezar la lista de candidatos a diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires. En esta ocasión fue impulsado por Carlos Kunkel, un dirigente con llegada directa al presidente, quien dijo: “Es muy fuerte el reclamo para que Néstor sea candidato”. Las palabras del diputado del Frente para la Victoria no suelen pasar inadvertidas. De hecho fue Kunkel el primero en anunciar que Cristina Fernández sería candidata a senadora por Buenos Aires cuando el kirchnerismo decidió romper lanzas con el duhaldismo.

El denominado “operativo clamor” es la forma que habitualmente usa el peronismo para instalar candidaturas. En esta ocasión, Kunkel aseguró que “permanentemente estamos en reuniones y plenarios analizando la situación y hay una demanda muy fuerte” para que el candidato sea Néstor.

El diputado, que integra el Consejo de la Magistratura y que oficiosamente suele transmitir el pensamiento del matrimonio presidencial, admitió que “la cabeza de lista de la provincia de Buenos Aires es la más importante en la política nacional”. Con ese argumento justificó que el santacruceño pueda convertirse en el primer candidato a diputado por Buenos Aires.

En diálogo con la agencia DyN, Kunkel puntualizó que quienes “reclaman que Néstor encabece la lista de candidatos son intendentes, legisladores nacionales, provinciales, concejales y dirigentes sindicales”. Por las dudas, el diputado subrayó que con sus dichos no pretendía proclamar la candidatura de Kirchner. Dijo que tan sólo estaba dando cuenta de lo que sucedía en las reuniones partidarias de las que él participaba. Incluso aseguró que la demanda era mucho mayor que la que terminó convirtiendo a Cristina Fernández en senadora por Buenos Aires. “Lo que yo percibo es que hay un nivel de planteo muy fuerte, mucho más que el que había con la candidatura de Cristina”, afirmó Kunkel.

El diputado también descartó que el kirchnerismo impulse la renuncia del actual senador Eric Calcagno para concretar una nueva elección a senadores nacionales. Esa hipótesis fue alentada en su momento por el kirchnerismo a través de distintos voceros. “Tiene mandato hasta 2011”, dijo Kunkel al hablar de Calcagno. Sin abundar en explicaciones, el diputado interpretó que una eventual candidatura del santacruceño sería “una vuelta a las bases”.

La elección parlamentaria de octubre es una bisagra para el kirchnerismo. Todas sus fichas están puestas en la provincia de Buenos Aires. Territorio en el que los caciques del conurbano mantienen un fuerte control. Con un alto rechazo en los centros urbanos, la suerte del kirchnerismo está atada al resultado de Buenos Aires. Allí el denominado peronismo bonaerense podría erosionar parte de la base electoral del PJ. El ex gobernador Felipe Solá, uno de los referentes del peronismo opositor a los K, es uno de los posibles candidatos electorales. Ayer Solá coincidió con las declaraciones en las que Carlos Reutemann afirmó que “el kirchnerismo está vivo”. El bonaerense dijo que “las elecciones de 2009 serán un elemento importante para definir cómo va a ser el año 2011”. El dato alimenta la especulación de que es posible que Néstor Kirchner se convierta en candidato bonaerense.

A todo esto, Kirchner empezó a jugar al misterio en torno a la posibilidad de ser candidato en las proximas elecciones. No avanza en el lanzamiento de su postulación, pero evita confirmar su intención de ser candidato. Mientras tanto, sigue evaluando a una serie de candidatos potenciales para conformar la lista oficialista en la provincia de Buenos Aires. En esa nómina aparecen la ministra de Salud, Graciela Ocaña; el titular de Interior, Florencio Randazzo, y hasta el jefe de Gabinete, Sergio Massa, a pesar de que no pasa por un buen momento con el pingüino.

Comentá la nota