El reclamo de equiparación salarial paralizó el Tribunal de Cuentas, Contaduría y Tesorería.

Los trabajadores del Tribunal de Cuentas de la provincia llevaron adelante ayer un paro de 24 horas en reclamo de la reestructuración del escalafón y en rechazo del cambio de condiciones para un concurso interno, al mismo tiempo que alertaron que en asamblea determinarán los pasos por seguir.
Medida similar adoptaron los trabajadores de Contaduría y Tesorería, quienes solicitan equiparación salarial en consonancia con el porcentaje obtenido por el personal de la Legislatura, escalafón con el que tienen ley de enganche.

El secretario adjunto de la Asociación Personal Órgano de Control del Chaco, Abel Alarcón, señaló que la medida de fuerza la hacen en conjunto con otro sector sindical, como es UPCP, y más allá de haber varios reclamos priorizaron la cuestión salarial y el tema del concurso interno.

Al respecto sostuvo que "desde marzo del año pasado estamos solicitando una reestructuración de nuestro escalafón del orden del 25 por ciento para que se cumpla la ley de enganche 3303 que dispone que el Tribunal de Cuentas tiene los mismos sueldos que el Superior Tribunal de Justicia. A partir de que el STJ obtuvo el pago de bonificación por título a los funcionarios, hubo un desfase del 25 por ciento, por eso solicitamos una readecuación de nuestro escalafón en cada cargo porcentual".

Por otra parte señaló que "estamos repudiando las condiciones en que se llevará adelante un concurso interno, ya que se modificaron los requisitos para ocupar el cargo. Anteriormente se requería título secundario; pero ahora, cuando faltan días para la convocatoria, modifican e incorporan como requisito tener título de abogados, lo que anula las expectativas de aquellos que solamente tienen título secundario; pero también los que poseen títulos universitarios de otras ramas, como contadores o licenciados en economía".

Ley de enganche

Los trabajadores de Contaduría y Tesorería General de la provincia también cumplieron con la medida de fuerza con asistencia a los lugares de trabajo. Esto determinó que no se pueda mover ningún trámite y el pago a los proveedores, lo que realmente podrá hacerse sentir con mayor gravedad si las soluciones no llegan y se repitan medidas de estas características.

Cabe destacar que el reclamo es de un 29 por ciento que les fue otorgado a los trabajadores legislativos durante 2008 pero no remunerativo ni bonificable.

Comentá la nota