CTA reclamó por despidos y amenazó con paro nacional

CTA reclamó por despidos y amenazó con paro nacional
La Central de los Trabajadores Argentinos (CTA) realizó ayer una jornada de protesta en diferentes ciudades del país en reclamo de medidas que protejan el empleo frente a la crisis internacional y sus dirigentes advirtieron que si el gobierno no responde a sus reclamos convocarán a un paro nacional.
Los múltiples actos realizados en la Capital Federal provocaron inconvenientes en el tránsito.

"Esperemos que esto sea suficiente y si no es así, iremos por algo más contundente como un paro general", remarcó el dirigente del gremio de los trabajadores de la industria del neumático, Pedro Wasiejko, en diálogo con la agencia DyN.

La advertencia de paro formó parte de la mayoría de los discursos que, poco antes de las 18, marcaron el cierre de la jornada durante un acto frente al Congreso.

La CTA centró sus reclamos en una ley de emergencia ocupacional que prohíba el despido de trabajadores por 180 días, la convocatoria del Consejo del Salario, un aumento salarial para los trabajadores del sector y para los jubilados y la asignación de un salario universal por hijos.

Así lo remarcó el titular de la CTA, el docente Hugo Yasky, quien justificó la protesta al expresar que se realizó "después de cinco meses de infructuosos reclamos por un blindaje social que evite el despido de trabajadores por 180 días" y que además "garantice un ingreso a los desocupados".

Para Yasky, el "masivo acatamiento" de la protesta demostró "que no le estuvimos ladrando a la luna y que el gobierno debe generar la respuesta que estamos reclamando".

"Si no hay medidas que protejan a los más vulnerables que somos los trabajadores, los desocupados y los jubilados y si la respuesta se limita aseguir subsidiando a sectores empresarios, el costo de la crisis se va descargar sobre las espaldas de los trabajadores", agregó.

Yasky rechazó también "el congelamiento salarial con devaluación que propone la UIA" y "la eliminación de las retenciones que pretende la Mesa de Enlace, porque eso significa más hambre".

De la protesta participaron, además, los gremios enrolados en la CTA, como ATE, CTERA, judiciales, aeronáuticos, metalúrgicos, Luz y Fuerza y organizaciones sociales.

En la Ciudad de Buenos Aires, la medida de fuerza se hizo sentir en lo distintos puentes de accesos donde los afiliados se concentraron, lo que originó serios inconvenientes al tránsito desde las primeras horas.

Por la tarde, la columna de manifestantes de la CTA se concentró frente a la Plaza de Mayo desde donde marchó hasta el Congreso, donde tuvo lugar el cierre de la protesta.

En la provincia de Buenos Aires se realizaron paros en diferentes áreas de la administración pública y medio centenar de actos.

En Mar del Plata, la protesta se ubicó el centro de la ciudad y reunió a afiliados del Sindicato de Luz y Fuerza, ATE, la Asociación de Docentes Marplatenses, del Movimiento Territorial de Liberación, el Movimiento Barrial Bonaerense (MBB-CTA), el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación (Suteba-CTA) la Asociación Judicial Bonaerense (AJB-CTA), Libres del Sur, Barrio Las Heras y barrio Jorge Newbery. También hubo manifestaciones en Salta, Neuquén y Rosario, entre otros puntos del país.

Comentá la nota