Reclamo con corte de ruta de los chacareros y metalúrgicos

Cerraron el tránsito en la autopista Buenos Aires-Rosario, de ambas manos, en protesta por la pérdida de empleos y la ausencia de ayuda por la sequía.
Más de dos millares de trabajadores metalúrgicos y de chacareros se concentraron ayer en la ruta 9, a la altura de Villa Constitución, donde cortaron el tránsito, para reclamar medidas que reactiven la industria y para paliar las pérdidas que está provocando la sequía.

Unos 2.500 manifestantes se concentraron pasadas las 9 en la autopista Buenos Aires-Rosario, cerrando el paso en ambas manos y luego participaron de un acto para el que fue montado un pequeño escenario a un costado de la carretera.

En su mayoría eran trabajadores de la empresa Paraná Metal, que suspendió la producción el pasado 16 de diciembre y desde entonces sus 1.200 empleados no cobran los salarios, además de trabajadores de otras industrias de la zona y chacareros del sur de Santa Fe.

El ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, repudió el accionar de los metalúrgicos, pero los convocó para hoy a una reunión en la cartera laboral para intentar superar el conflicto.

El titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, señaló desde la ruta que la manifestación de obreros metalúrgicos y chacareros, que interrumpió el tránsito en la ruta 9 es una "referencia" de la lucha que se encarará en reclamo de políticas que reactiven a esos sectores.

Buzzi dijo, en declaraciones a la prensa, que "el corte de ruta es el último escenario, hay que evitarlo por todos los medios posibles", aunque destacó como una "referencia" lo ocurrido sobre la autopista Buenos Aires-Rosario, donde fue interrumpido el tránsito.

Además del dirigente agropecuario, el acto fue encabezado por el titular de la UOM de Villa Constitución, Alberto Piccinini, quienes estuvieron acompañados por dirigentes de la CTA y de ATE.

Buzzi remarcó que de los anuncios oficiales de ayer "está bien" haber bajado el peso de la hacienda para ser faenada y los créditos baratos para la compra de maquinaria, pero aclaró que "no es lo que el productor necesita".

El productor, dijo, "necesita rentabilidad, que se bajen (los precios) de los insumos es una buena noticia, pero no explican" cómo se instrumentará y dudó que "con el estilo que conocemos" del secretario de Comercio Guillermo Moreno los beneficios lleguen a los productores.

"Hay que reactivar en serio el aparato productivo, por eso obreros y chacareros estamos juntos", manifestó, es una "referencia", remarcó.

Luego, durante su discurso ante los manifestantes, desde un escenario montado a un lado de la ruta, Buzzi recordó la "nefasta década del '90 de desindustrialización y quiebra de los chacareros".

Con la manifestación de ayer, dijo, ambos sectores formaron una "postal" para "decirles que de ninguna manera queremos más pobreza, más exclusión".

Por su parte, Piccinini dijo desde el escenario que "esta es la respuesta que tenemos que dar cuando nos quieren bajar el sueldo: unidad y organización".

"Hay que preguntarles a muchos que quieren bajar los sueldos cómo viven ellos", manifestó, tras lo cual resaltó que las manifestaciones como la de ayer es "la respuesta que tenemos que dar contra un sistema económico que quiere aumentar las injusticias".

Además, sumó un grupo de manifestantes el dirigente social Raúl Castells quien advirtió que "se arma quilombo nacional sino está claro lo que va a pasar con los 1.200 obreros" de Paraná Metal y auguró que, "se pudre la Argentina 2009 si la Kirchner no modifica su política".

La colorida manifestación incluyó banderas argentinas y pancartas que identificaban a los manifestantes, pero que también criticaban al gobierno: "Moreno: engañaste al campo, nos mataste, vas a hacer lo mismo con los obreros", decía un cartel de los chacareros.

"Cristina más sequía igual pequeños chacareros sin futuro", señalaba otra.

Comentá la nota