El reclamo campesino y aborigen llegó a la Legislatura chaqueña

A dos semanas de haberse instalado en la plaza central de Resistencia, la Multisectorial marchó hacia la Legislatura chaqueña para reclamar a los diputados la intervención en el conflicto del sector aborigen y campesino. Los manifestantes presentaron una nota en la que hacen conocer la necesidad de que sean distribuidos a cerca de 12.000 pequeños productores parte de los fondos algodoneros provenientes de la Nación con la finalidad de reactivar la producción agraria.
Los manifestantes hicieron conocer la marcha que llevaron adelante desde el interior provincial durante cinco días y el acampe que desde ya hace dos semanas mantienen frente a Casa de Gobierno intentando obtener repuestas en cuanto a trabajo, tierra y vivienda. Dieron cuenta que alertados que esta semana ingresarían a la provincia 35 millones de pesos del Fondo Algodonero Nacional por el que lucharan en el 2005, buscan que estos fondos sean destinados a dar respuestas a la totalidad de los pequeños productores. Aseguran que "si se destinan 8 millones de pesos para dar respuesta a los pequeños productores, quedarían 27 millones de pesos pata el precio sostén, Si a esto le sumamos los anuncios efectuados para la construcción de viviendas, también habría fondos para dar continuidad al programa tierra, techo y trabajo ya iniciado". Aseguraron que "para sembrar 2.000 hectáreas de algodón para mil familias harían falta 675.000 pesos, entre semillas, gasoil y tractores, es decir 675 pesos anuales por familia".

Mientras se hacía escuchar la manifestación, los legisladores dieron inicio a la sesión en la cual se ingresó la nota del sector aborigen y pidieron preferencia para que sea tratada en la próxima sesión. Minutos más tardes un grupo de diputados aliancistas recibieron a los referentes con la finalidad de escuchar sus peticiones y hacerle conocer las acciones a adoptar presentando una resolución por la cual le piden al Ejecutivo provincial en la persona del gobernador Jorge Capitanich reciba en audiencia especial y urgente a los representantes de las organizaciones sociales de pequeños productores y comunidades aborígenes del interior provincial

Tres horas de debate

El tema generó tres horas de debate en el recinto de sesiones una vez que la Alianza hizo la presentación de la resolución pidiendo a Capitanich atienda de manera urgente a los campesinos y aborígenes. Desde los bloques de Frente Grande y Libres del Sur, Daniel San Cristóbal y Carlos Martínez, apoyaron dar ingreso a la resolución pero propusieron modificaciones de textos entendiendo que "el gobierno lleva adelante una política de diálogo inédita en la provincia. De ninguna manera podemos no habilitar este tema, pero sabemos que hay un proceso de diálogo, conocemos los interlocutores y la intención del Ejecutivo de dar respuesta a las organizaciones. No podemos dictar un documento que enlode la voluntad de diálogo del Ejecutivo y tampoco le podemos marcar el tiempo, por eso proponemos que se le peticione al Ejecutivo la continuidad del proceso de diálogo"

Desde el justicialismo propusieron el archivo y expresaron que "con este proyecto estaríamos intentando direccionar el accionar del Ejecutivo. No se pude hacer política y llevar agua para su propio Molino con los problemas acuciantes de la pobreza y de los sectores indígenas. No podemos arrogarnos facultades que no son compatibles con nuestra función. No podemos desconocer que el gobierno fue permeable a las requisitorias sociales".

Estas palabras dieron pie a extensas alocuciones de los legisladores aliancistas, entre ellos Miguel Melar quien cuestionó al gobierno sosteniendo que "no dialogan con quines piensan distinto. No quieren reconocer que quebraron la provincia en 18 meses; le mintieron a la policía, a los aborígenes, docentes y productores. Nadie sabe nada de la plata a los productores prometidos por Capitanich y su ministro de Economía; no tenemos Ministerio de Producción".

Por su parte Leandro Zdero se sumó a las críticas al gobierno dando cuenta que "debería cumplir los compromisos. La multisectorial necesita que se comiencen a resolver los problemas y dar respuesta que dejó pasmada con su firma el gobernador de la provincia. Evidentemente el gobernador no sabe nada de administrar una provincia o tiene la promesa fácil y después no puede cumplir. Nos llaman a la responsabilidad y vimos nosotros los que advertimos antes de las elecciones lo que iba a pasar en el Insssep".

La diputada aborigen Inocencia Charole hizo uso de la palabra y fue la única que solicitó el archivo del proyecto sosteniendo que "el ejecutivo está tratando el tema de los hermanos indígenas que están acampando. Me siento dolorida cuando nombran que son indígenas los que están acampanado, porque no hay que olvidar que existen productores criollos y organizaciones sociales, porque la pobreza no hace distinciones". Fundamentó su voto al archivo en el convencimiento que el gobernador no solo está tratando el tema sino que va a encontrar soluciones.

Por último, ante el pedido de la Alianza para que el mandatario provincial atienda a los acampantes, recordó que "en el 2006 cuando acampamos en la plaza había 2.000 hermanos indígenas y estuvimos tres meses sin que nunca nos reciba el gobernador y el compañero de bancada (Hugo) Matkovich –ex ministro de Gobierno en la gestión de Roy Nikisch- sabe perfectamente".

Ricardo Sánchez resaltó que "la pobreza no empezó el 10 de diciembre de 2007 cuando asumió el nuevo gobierno, sino que la provincia estaba instalada desde mucho antes. Se han reducido los niveles de pobreza y así como se asombran del gasto en desarrollo social, para nosotros es una inversión y ojala tengamos para gastar mucho más. Lamento que desde la Alianza tomen a desarrollo social como una cuestión de economía. No es ese el concepto ideológico político de un partido comprometido con la historia".

Comentá la nota