Reclamo de camioneros

El sindicato de camioneros de la provincia está llevando adelante una medida de fuerza con los choferes que están trabajando en la empresa ISOLUX CORSAN y sus contratistas. El reclamo detuvo los avances en la obra de la usina termoeléctrica.
RÍO TURBIO (Corresponsal).- Aproximadamente a las 9:30 de la mañana de ayer, un conflicto gremial, impulsado por el Sindicato de Camioneros de la provincia de Santa Cruz, tuvo lugar en los accesos al predio donde se construye la usina termoeléctrica de la localidad.

El reclamo, llevado adelante bajo la modalidad de piquetes en los accesos, impidió el paso a los vehículos de la empresa ISOLUX CORSAN y a las diferentes contratistas que están prestando servicios.

La medida de fuerza contó con la presencia de al menos 30 choferes de camiones y fue motivada, según informó Juan Almada, secretario general del Sindicato de Camioneros "por diferencias en los convenios colectivos de trabajo que tienen las empresas contratadas, que son empresas de otras provincias" y por este motivo los convenios son menos beneficiosos que el convenio colectivo de trabajo de los camioneros de la provincia.

El titular del sindicato manifestó que la empresa ISOLUX "tenía el compromiso de regularizar los convenios de las empresas de transporte" que están prestando servicios en la obra.

Con respecto a cuál es el pedido central de la entidad gremial, Almada expresó que han "solicitado a ISOLUX que contrate empresas y mano de obra de la zona" y que "la obra está parada, y continuará así hasta que ISOLUX no nos de una respuesta razonable a los reclamos".

Comentá la nota