Reclamaron mejoras en salud.

Trabajadores realizaron ayer un abrazo simbólico al hospital. Fue en demanda de cambios en las prestaciones y nuevas obras de infraestructura.

Al reclamo se sumaron profesionales, profesionales de centros sanitarios y vecinos de la ciudad.

Plottier > Trabajadores del hospital junto a vecinos de esta localidad realizaron ayer una radio abierta que culminó cerca del mediodía con una movilización por las calles céntricas y posterior abrazo simbólico del edificio donde funciona el nosocomio local. Reclaman mejoras en las prestaciones y la apertura de la nueva infraestructura hospitalaria.

A pesar del viento frío que dominó la mañana de ayer se llevaron a cabo las distintas actividades que habían sido programadas por los delegados de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), que representan al personal del hospital.

El cronograma se inició con una radio abierta ubicada en la entrada principal del actual nosocomio. A través de ese medio distintos profesionales explicaron a la comunidad en qué condiciones deben trabajar diariamente. La falta de insumos y profesionales junto al crecimiento constante de la población local fueron el cuadro de situación en el que se enmarcaron los distintos testimonios.

Por su parte, Marcela Díaz, enfermera del Centro de Salud del Barrio Los Hornos realizó una breve síntesis que se aplica a toda el sistema de sanitario en Plottier. Hace ocho años que comenzó a trabajar en esta salita, en sus inicios la población infantil menor de seis años no superaba los treinta chicos, hoy se encuentran atendiendo a más de 200, con el mismo cuerpo médico de entonces. La única diferencia que existe es que actualmente carecen incluso de los insumos básicos, como leche y anticonceptivos. “La población ha crecido mucho y no tenemos nada para darle. Con los recursos que hay es imposible aplicar un programa de prevención”, se quejó.

El hospital y los ocho centros de salud son atendidos por 190 trabajadores, cuando un nosocomio de igual características como lo es el de Centenario que posee 440. Este déficit se observa al momento de solicitar análisis clínicos, atención ambulatoria, enfermeros para pacientes internados y guardia, entre otros.

A medida que transcurría la mañana se fueron acercando más vecinos. También adhirieron al reclamo trabajadores de la educación, de Fasinpat, militantes de partidos de izquierda y profesionales que a pesar de estar en el sector privado se solidarizaron con la protesta.

Cerca del mediodía se inicio una marcha que recorrió las arterías del centro de la ciudad, en donde fueron cosechando la adhesión de distintos transeúntes y conductores, que acompañaron las consignas. “No puedo quejarme de la atención de los profesionales, hacen lo que pueden, pero el hospital está cada vez peor y nadie hace nada”, afirmó Verónica, una vecina de la localidad, mientras sostenía a su hija de dos años y seguía la movilización.

Las actividades culminaron con un abrazo simbólico al actual edificio en donde funciona el hospital local. A escasos metros se encuentra desde hace más de dos año el nuevo nosocomio, que según versiones extraoficiales que se dieron a conocer en la manifestación sería recién inaugurado en septiembre de este año y no el próximo mes como se había anunciado.

Comentá la nota