Reclamaron que el Ejecutivo responda los pedidos de informe

El ministro de Gobierno, Mario Adaro, visitó otra vez la Casa de las Leyes con la intención de mejorar la relación entre el Gobierno y la oposición. Los legisladores le pidieron mayor celeridad en las rendiciones de cuentas. El jefe de la cartera política prometió que el presupuesto 2009 será enviado dentro de 15 días.
El ministro de Gobierno volvió a la Legislatura, en este caso, para presentar sus credenciales ante la oposición, que a su vez aprovechó la formalidad para reclamar porque mejore la relación con el Ejecutivo, así como celeridad en el envío de informes desde los ministerios, solicitados por los legisladores.

Mientras que ayer fue el turno de las bancadas oficialistas, Adaro recibió esta tarde al resto de los bloques para ratificar el camino del diálogo con el arco político opositor. Varios fueron los reclamos que escuchó el sucesor de Juan Marchena, entre ellos, que mejore la relación entre ambos poderes, una de las habituales quejas que pueden escucharse tanto en los debates como en los pasillos.

Y, si bien la mayoría de los jefes de bancada coincidió en destacar que la presencia del ministro en la Casa de las Leyes es positiva, también insistieron en pedirle a Adaro que el Gobierno responda con celeridad los pedidos de informes desde la Legislatura.

“Le pedimos que haya coordinación entre los dos poderes, porque no tenemos respuesta en tiempo ni en forma. Hay muchísimos informes que no llegan, y pasa con todos los ministerios”, explicó Leopoldo Cairone, de la bancada radical. “Eso nos obliga a votar en contra proyectos sin los informes del Ejecutivo”, agregó el senador.

Presupuesto 2009

Aún sin fecha precisa, el ministro Adaro les explicó a los legisladores que el presupuesto entrará en la Legislatura en un plazo de 15 días. Y en esto la oposición también comprometió a Adaro para indagar a todos los ministros de Celso Jaque.

“Queremos que desfilen todos los funcionarios para que justifiquen sus presupuestos”, señaló nuevamente Cairone.

“No queremos que pase lo del presupuesto anterior”, explicó el cobista Andrés Marín, para agregar que “en ese tratamiento vino un solo ministro y ahora queremos conversar en profundidad con todos”.

“Pero antes de presupuesto, también queremos que se trate una ley de coparticipación, sobre todo por la crisis internacional”, remarcó Germán Gómez, del peronismo concertador.

¿Mayor feeling entre peronistas?

Llamó la atención que la reunión con los peronistas concertadores fuera un poco más dilatada que con el resto de los bloques. Razones obligan, por supuesto, y estimulan las suspicacias. ¿Habrá unificación de peronismo para las elecciones legislativas del año próximo?

Al respecto, el senador Emir Félix, descartó por el momento esta probabilidad, aunque lo dejó pendiente al arte de la política.

“Venimos acercando posiciones y apoyando desde hace tiempo, él –por Adaro- lo sabe”, respondió el senador sanrafaelino y hermano del intendente Omar Félix. Asimismo destacó que “no se ha hablado de unificar el peronismo, hemos hablado en el bloque de seguir funcionando como peronismo concertador, pero ya veremos para el año siguiente”.

Recordando a Marchena

También hubo reclamos por leyes particulares. El ARI estaba dispuesto a pedirle a Adaro que definiera un tema grave e irresuelto, como es Obras Sanitarias Mendoza, la ley de uso del suelo y la trata de personas, entre otros.

En esta segunda visita de Mario Adaro a la oficina del vicegobernador Cristian Racconto, también hubo espacio para recordar la gestión del anterior ministro de Gobierno. En ese orden, algunos –como Néstor Piedrafita- destacaron la vocación dialoguista que tenía Juan Marchena hasta su salida, y esperaron que ese sea el camino a seguir por su sucesor. Aún más, por los permanentes cortocircuitos con el Ejecutivo y su propia tropa.

Comentá la nota