La UCR reclamará que la Justicia suspenda la aplicación de la norma

El radicalismo pedirá ante la Justicia que se suspenda la aplicación de la ley de medios, hasta que se defina si existieron irregularidades en el trámite legislativo de la sanción y publicación de la norma, tal como denunció la oposición.
La presentación la hará a principios de la semana próxima, a través de una impugnación judicial a la ley ante el fuero contencioso administrativo federal, adjuntando la solicitud de una medida de acción inmediata, tal como anticiparon a Clarín fuentes partidarias.

El escrito cuestionará el procedimiento de formación y sanción de la norma, y pedirá la suspensión de su aplicación, alegando que el texto fue publicado con modificaciones que no fueron aprobados en el Congreso. También pedirá que se investigue el presunto delito de "adulteración de documento público". A su vez, los radicales ingresaron ayer en las dos Cámaras un pedido de nulidad de la controvertida "fe de erratas" que entró desde Diputados la noche en la que los senadores debatían el proyecto de ley. El secretario parlamentario Juan Estrada, que responde al kirchnerismo, no puso a consideración los cambios a dos artículos que remitían a otros en forma equivocada.

En la presentación se argumenta que al tratarse la ley en Diputados se autorizó a Eduardo Fellner, titular de esa Cámara, a incluir sólo "correcciones ortográficas y de numeración en el articulado", que resultó "sugestiva" la demora de 23 días en ingresar las modificaciones "sin informar a los senadores". Para los radicales, "se modificó sustancialmente" lo aprobado por la Cámara alta.

También para María Eugenia Estenssoro, de la Coalición Cívica, Samuel Cabanchik (Probafe) y el interbloque de peronistas disidentes y provinciales analiza llevar el reclamo a la Justicia.

Ante el pedido de impugnación en las dos instancias, administrativa y judicial, el radicalismo decidió no proponer los nombres de sus representantes en la Comisión Bicameral que tendrá entre una de sus funciones designar a los tres miembros parlamentarios de la autoridad de aplicación. El resto de los sectores de la oposición con lugar en esa comisión anunció una postura similar.

La oposición pretende esperar que la Justicia se pronuncie antes de legitimar la aplicación de la ley que apura el Gobierno integrando la Bicameral. Además, ya había anticipado que se debía esperar el recmabio legislativo del 10 de diciembre, cuando tendrá predominio en ambas cámaras. El oficialismo ya nombró a sus ocho integrantes -sobre 16- y adelantó que buscará cómo ponerla en funcionamiento aunque no tiene quórum propio.

Comentá la nota