Reclaman que las universidades públicas se abstengan de integrar el Consejo Académico del Indec

La Asociación Gremial Docente de la UBA, la FUBA y la CTA, entre otras organizaciones, pedirán hoy que las instituciones convocadas rechacen participar hasta que "se retiren las patotas del organismo"; esta tarde, ATE dará una conferencia de prensa en el Congreso
Por los menos, hasta que "se retiren las patotas del organismo", varias organizaciones sociales, incluso pertenecientes a la UBA, reclamarán hoy que las universidades públicas convocadas se abstengan de integrar el Consejo Académico propuesto por el Gobierno en el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

En ese contexto, esta tarde en la sala José Luis Cabezas del Congreso, los trabajadores de ATE Indec darán una conferencia de prensa para, junto a varios diputados nacionales, dar su declaración sobre la salida de la crisis institucional y de credibilidad actual del organismo.

"En estas circunstancias, es más probable que la UBA pierda más prestigio del que puede ganar", señaló a lanacion.com el delegado de ATE Indec Raúl Llaneza sobre lo que será el foco de sus declaraciones esta tarde. "La intervención es la que proveerá el material para que las universidades hagan su evaluación", agregó.

La Asociación Gremial Docente de la Universidad de Buenos Aires (UBA), la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) y la Confederación de Trabajadores Argentinos (CTA) capital, se sumarán, entre otros, al acto de ATE y pedirán que "se retiren las patotas del organismo y se restituya a todos los trabajadores desplazados del organismo".

Además, hicieron saber mediante un comunicado de prensa que exigirán que "las universidades públicas, entre ellas la UBA, rechacen la integración del Consejo Asesor hasta que las demandas no se cumplimenten".

"El Consejo Académico del Gobierno no viene a normalizar nada", aseguró a lanacion.com, Cristian Henkel, presidente de la FUBA. El director, por ejemplo, es uno de los actores de la intervención", completó. "Además siempre hubo participación de las universidades y esta se quebró con la llegada de la intervención", agregó.

Todo comenzó a tomar forma el último viernes, cuando AGD-UBA (junto a la FUBA) se reunieron con los trabajadores del Indec "para hacerles llegar su rechazo a la posibilidad de que la UBA forme parte del Consejo Académico, creado por un decreto del Gobierno, para supervisar los números del Indec".

La intervención. "La FUBA y la AGD rechazan de manera tajante cualquier tipo de participación de la UBA en el Consejo Académico de Evaluación y Seguimiento de los diversos programas de trabajo que elabora el Indec, creado a partir del Decreto Nº 927 del Poder Ejecutivo", señala el comunicado.

"La permanencia de los personeros de la intervención que llevaron a cabo la manipulación de los datos y los desplazamientos del personal, junto al inaudito hecho de que en el nuevo cargo de Director Técnico se nombra a una persona que ha estado a cargo de dichos actos, siendo esta la responsable de dar la información al Consejo, pone de manifiesto la imposibilidad de evaluar y seguir los programas de trabajo de forma objetiva", se esgrimió.

En una medida que le resta credibilidad a la intención de transparentar las estadísticas públicas, el Gobierno designó a Norberto Itzcovich, un hombre muy allegado al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, como director técnico del Indec.

"El Consejo Académico de Evaluación y Seguimiento del Indec pretende ocultar el accionar de la intervención que destruyó las estadísticas públicas", denunció el parte de prensa.

El decreto que crea el Consejo Académico no permite a las universidades públicas hacer cambios reales en el Indec y, en cambio, se lo otorga a Itzcovich, quien queda a cargo de "diseñar" las políticas necesarias para implementar cualquier cambio.

Varios docentes de la Universidad de Tres de Febrero dictan una maestría con personal del Indec afín a la intervención, mientras que la Universidad de Mar del Plata, que participó de las reuniones, es la casa de estudios en la que se recibió el ministro.

En tanto, el decano de la Facultad de Ciencias Económicas (FCE) de la UBA, Alberto Barbieri, fue criticado después de cuatro informes que le pidiera el titular del Palacio de Hacienda, Amado Boudou, cuando era director de la Anses y por el que la FCE cobró más de 1 millón de pesos.

El parte de prensa agregó: "Las autoridades universitarias no han dudado un segundo en ofrendar la universidad a semejante atropello contra los trabajadores del Indec, mucho de los cuales son docentes y estudiantes de esta casa de estudio".

El Gobierno. Ayer, el ministro de Economía recibió a los representantes de la Universidad de Rosario para dialogar sobre este tema, luego de haberse encontrado la semana pasada con representantes de las universidades de Buenos Aires, Tres de Febrero y Mar del Plata.

También adelantó que hoy con los banqueros de Adeba hablará sobre el método de análisis que realiza el Indec, y los invitará a formar parte del Consejo Consultivo que evaluará lo actuado por el Consejo Técnico que conformarán tres universidades nacionales.

Comentá la nota