Reclaman sillas para la Escuela 67 de Claypole.

Autoridades educativas de la Escuela General Básica (EGB) 67 de Claypole solicitaron mobiliario para las aulas, porque desde que se inauguró la Escuela Secundaria Básica (ESB) 55, en el mismo predio, las sillas y las mesas "no alcanzan" para la cantidad de alumnos que estudian en el lugar.
La comunidad educativa de la Escuela 67, ubicada en la intersección de las calles Balboa y Primavera, en la localidad de Claypole, se quejaron por la falta de mobiliario en las aulas de este establecimiento.

Es que se inauguró en el mismo predio la Secundaria Básica (ESB) 55, por lo que el número de aulas aumentó y eso generó se ampliara la cantidad de alumnado, por lo que ahora escasean las sillas y mesas, indispensables para el dictado de clases.

Directivos de la Escuela General Básica (EGB) señalaron que "hace tres meses, desde el municipio de Almirante Brown, enviaron sillas para la totalidad de un salón, pero que en los demás siguen faltando".

Padres y maestros indicaron que "la situación es complicada y contraproducente, porque los chicos no pueden estudiar de manera adecuada por la escasez de muebles y por el poco tiempo que les queda para asistir a clases después de buscar por otras aulas las sillas que necesitan para tomar las clases".

"Los salones del colegio están escasos de sillas y mesas y los alumnos deben pedir prestadas a otras aulas, lo que significa que los chicos pierdan entre 30 y 45 minutos de clases todos los días", expresó ante este medio Guillermo Carranza, padre de un alumno.

Desde la institución también denunciaron que las sillas del comedor están todas rotas y que son muy pocas para los chicos que concurren a almorzar.

"Queremos que renueven las instalaciones, porque no están acordes para los alumnos. Y también que se cambien las sillas y las mesas tanto en los salones como en el comedor", garantizaron las autoridades del establecimiento educativo.

El padre de un alumno de quinto grado del turno tarde, aclaró que "en todas las aulas faltan sillas y las que enviaron desde la Municipalidad sólo alcanzaron para equipar un único salón".

Por otro lado, manifestaron la necesidad de "dialogar con autoridades del ministerio de Educación bonaerense" ya que consideraron que esa "es la única alternativa" que les queda. "Ya agotamos todos los medios, hace poco tiempo hablamos con el Consejo Escolar de Almirante Brown y no recibimos respuestas", subrayamos.

"La situación es lamentable porque nadie se interesa por la educación de los chicos ni por la seguridad, porque algún alumno se puede lastimar", añadieron con visible enojo y una fuerte crítica para quienes deben encargarse del asunto.

En este contexto, sostuvieron que "el establecimiento tiene muchas necesidades y requiere ayuda, porque es el lugar donde los chicos estudian, para lograr un futuro próspero, pero las condiciones en las que lo hacen no son las más adecuadas".

Comentá la nota