Reclaman seguridad y pavimento.

Los vecinos dicen que "a causa del barro no se puede salir ni a llevar a los chicos al colegio". Hay quejas por la delincuencia.
Los vecinos señalan a la pasarela como el lugar ideal para el accionar de los ladrones que "nos sacan lo poco que tenemos".

Un horario límite es el de las 19 ya que luego de esa hora las calles se hacen tierra de nadie y los vecinos no pueden salir de sus casas.

En el barrio 20 de Junio hace años que esperan soluciones concretas que les permitan mejorar su calidad de vida, y sobre todo "estar más tranquilos".

Entre los reclamos de los vecinos, los temas principales son "la falta de pavimento en algunas calles, ya que con cada lluvia esto se vuelve un barrial, el corte del pasto de la zona cercana al río y sobre todo más control policial en la pasarela que va a los otros barrios para que no haya tanta inseguridad", enumeraron los entrevistados a El Tribuno.

Los pedidos de los vecinos de barrio 20 de Junio llevan años sin ser escuchados, y "la situación no da para más". La inseguridad y la falta de higiene se apoderaron de esa barriada y algunos de los afectados cuentan que "desde hace 20 años por lo menos que esto está cada día peor y nadie hace nada; sólo nos prometen cosas que nunca cumplen".

El barrio se ubica en la costa norte del río Arenales, frente al Norte Grande, al sudeste de la ciudad.

Sin respuestas

Las familias afectadas manifiestan que "hay calles que todavía están sin pavimentar y siempre la respuesta ante nuestros reclamos es que ya están por comenzar a trabajar aquí, pero los días pasan y la realidad es que nadie hace nada. Los días que llueve aquí no se puede salir ni siquiera a llevar a los chicos al colegio por la cantidad de barro que se junta, y más de una vez se quedan atascados los vehículos que circulan por aquí", comentó Liliana.

Al mismo tiempo, la vecina agregó que "además del barro, es impresionante la cantidad de yuyos altos que hay, sobre todo en las cercanías del río, donde es un lugar ideal para que se junten las patotas a tomar y a drogarse".

Al respecto, los vecinos fueron más explicativos: "Durante la noche no se puede estar tranquilo ni pasar por ahí porque seguro hay algunos escondidos listos para robarnos lo poco que tenemos".

La inseguridad reinante

Otro de los graves problemas que sufren los vecinos de 20 de Junio es la inseguridad, que según lo que ellos explicaron "también es culpa de la falta de atención en el barrio, porque hay yuyales de más de dos metros y porque la Policía no hace nada por colaborar con la situación".

De acuerdo con lo que expresan otros pobladores en sus relatos, José manifiesta que "la pasarela que une este barrio con los otros como Villa Lavalle, San Ignacio, o Democracia por ejemplo, tiene que tener sí o sí vigilancia constante porque si no es el lugar ideal para que los ladrones se escondan".

Asimismo agregó que "a veces hay una patrulla policial, pero se estaciona lejos de la pasarela y por supuesto que si pasa algo los efectivos nunca se enteran. Lo ideal sería que haya policía montada en cada uno de los accesos a la pasarela porque si no, los ladrones se escapan por cualquier lado y ellos nunca los alcanzan", argumentó.

Horario peligroso

Por su parte, don Basilio, uno de los moradores más antiguos del lugar y que conoce los problemas más inmediatos y preocupantes de la zona, comentó que "después de las 7 de la tarde ya no se puede circular tranquilo, y hay mucha gente, muchas mujeres y niños, sobre todo, que van a trabajar o a la escuela y que tienen que sufrir la violencia de los ladrones. Urgente alguien tiene que hacer algo, ¿o van a esperar a que pase algo más grave?", se preguntó el vecino.

Comentá la nota