Reclaman sanciones a los radicales K

Reclaman sanciones a los radicales K
Mestre y Giménez cuestionaron el apoyo de dirigentes al kirchnerismo y pidieron que actúen los órganos partidarios.
La exhibición pública de los radicales K en apoyo de la Concertación kirchnerista el jueves pasado en Villa de las Rosas y Villa Dolores provocó una fuerte reacción en el radicalismo cordobés. Desde distintos sectores cuestionaron que dirigentes que se reivindican radicales adhieran y militen en favor del Gobierno al cual el partido ha decidido combatir.

Algunos de los críticos, como Ramón Javier Mestre y Alberto Giménez, reclamaron sanciones, como ocurrió con otros dirigentes que en 2007 adhirieron al juecismo. El titular partidario, Mario Negri, lamentó que algunos dirigentes se aproximen al oficialismo "cuando todos se quieren bajar de ahí".

El jueves pasado la presidenta Cristina Kirchner visitó Villa Dolores para inaugurar un auditorio y otras obras.

En ese marco, primero se realizó en Villa de las Rosas un plenario de la Concertación (allí están los radicales K), al que asistió una treintena de intendentes y jefes comunales de la UCR. Salvo el villadolorense Juan Pereyra, ninguno es de municipios importantes. Asistieron también Hugo Madonna, funcionario de la Subsecretaría General de la Presidencia, y Oscar Gaveglio, que colabora con Madonna e integra la mesa directiva del Congreso Provincial de la UCR. Por si hacía falta, quedó expuesta la pertenencia de ellos a la Concertación kirchnerista.

Luego, junto con otros dirigentes, asistieron al acto institucional en Villa Dolores.

Blanco y negro. Ayer se conoció la reacción de los correligionarios. Negri declinó hablar de eventuales sanciones, al decir que el radicalismo "ratificará su línea y lo hará a través de los organismos partidarios". Igualmente, criticó con fuerza: "La transversalidad del kirchnerismo ya es una película en blanco y negro. Nació con el propósito de concentrar poder y golpear al radicalismo. Mientras todos se bajan del modelo de Concentración K, no se entiende que algunos se quieran subir".

Con ironía, añadió: "Les recomendaría que se den una vueltita por la casa de (el vicepresidente) Julio Cobos y le consulten, a la luz de su experiencia, en qué consiste el kirchnerismo". Negri criticó la asistencia de radicales al plenario de la Concertación y lo diferenció del acto institucional de Villa Dolores.

Desde Confluencia, en tanto, el concejal Ramón Mestre también fue crítico. "Entiendo que los intendentes tengan necesidad de resolver los problemas de los vecinos, pero no entiendo cómo se relacionan con un esquema de poder que no tiene nada que ver con lo que es la posición del partido", lamentó.

Sostuvo que la UCR "debería pedirles explicaciones" por su accionar inorgánico. "Para eso están los órganos constituidos del partido", recordó.

También cargó contra los correligionarios de la Concertación el titular del Foro de Intendentes Radicales, Alberto Giménez: "Una cosa es tener relaciones institucionales cordiales y otra cosa es participar en la campaña electoral de otro partido. Los órganos partidarios correspondientes tendrán que actuar", advirtió.

Giménez, intendente de Mina Clavero, no se privó de hincar: "La mayoría de ellos se presta para estas cosas porque si fueran solos, sin el paraguas de decir que son radicales, no tendrían un solo voto. Que vayan en una lista independiente, a ver cuántos votos sacan", desafió. Recordó que más de 70 intendentes y presidentes comunales definieron a fin del año pasado que no querían alianzas ni con el Frente Cívico ni con el kirchnerismo y que el propósito es "afianzar la identidad partidaria. Eso sigue vigente".

A su vez, el comité departamental de la UCR de San Javier condenó el accionar del intendente Pereyra, quien se declaró kirchnerista. El comité recurriría a los órganos de conducta del partido para reclamar sanciones.

Desde otra perspectiva, el legislador Miguel Ortiz Pellegrini –tiene la afiliación suspendida y ocupa la banca por el Frente Cívico– no se quedó atrás. "Hay radicales aliados al Gobierno nacional y algunos son funcionarios, como Hugo Madonna, y no se les ha puesto ninguna sanción. Eso es una absoluta discriminación hacia los que sí fuimos sancionados", se quejó. Hizo referencia a las penalidades a los que se fueron con el Frente Cívico. De paso recordó que ahora Negri es proclive a la coalición que ellos querían antes.

Comentá la nota