Reclaman políticas públicas para combatir la ludopatía

(La Palabra) El Defensor del Pueblo Adjunto, Ignacio Gandolfi hizo conocer su preocupación por la falta de políticas publicas contra la ludopatía. Sostuvo que concuerda con lo expresado por la Cámara de Comercio, Turismo y Producción de Viedma en ese sentido y apoya la iniciativa de la entidad relacionada con la necesidad de regular el funcionamiento del Casino de esta Capital.
Gandolfi expresó que; "comparte plenamente las observaciones efectuadas por la Cámara de Comercio, en relación a que la concesión originaria de un Casino en el Balneario El Cóndor tenía como objetivo apoyar el desarrollo turístico, siendo la sala de juegos de Viedma un anexo. Con el tiempo esta última se convirtió en la principal, con todos los problemas económicos y sociales que ello trae aparejado para la comarca"

Recordó asimismo que "Río Negro tiene sancionada desde el año 2006 la Ley Provincial 4108 que establece que todo sistema hospitalario de carácter público debe contar con personal capacitado para la prevención, atención y tratamiento de la ludopatía, en donde exista salas de juego de concurrencia masiva".

El Defensor Adjunto Ignacio Gandolfi indicó por otra parte que; " el Ministerio de Salud no tiene en vigencia ningún programa especial que permita abordar el grave flagelo social que trae aparejado la ludopatía, y para que ésta sea abordada en forma adecuada".

Gandolfi expresó mas adelante que "una vez más vuelvo a insistir en la necesidad de evaluar la creación de un Consejo Público de Prevención y Asistencia de las Adicciones, que entre otras problemáticas pueda garantizar una política integral en la lucha contra ésta patología".

"Otras provincias como Mendoza, por ejemplo, han implementado un "Programa de Prevención y Asistencia a la Ludopatía", con muy buenos resultados, que establece políticas y acciones concretas destinadas a la promoción, prevención, capacitación y asistencia al ludópata"

"Entre las principales acciones emprendidas puede mencionarse la creación de una línea 0-800 de ayuda al ludópata, la realización de una campaña de difusión del programa en los distintos medios de comunicación, la capacitación del personal de los casinos, y la formación de un equipo de especialistas en el ámbito de salud destinados a ofrecer asistencia terapéutica tanto a los apostadores compulsivos como a sus familiares"

Recordó por otra parte que la ley de ludopatía aprobada por la Legislatura Provincial fue presentada por la Defensoría del Pueblo y posteriormente tomada e impulsada por la Legisladora Magdalena Odarda.

Puntualizó asimismo Gandolfi que "la ludopatía produce dolorosas consecuencias para el enfermo y su entorno familiar, laboral y social. La ludopatía –añadió- es un trastorno del control de los impulsos, similar a los alcohólicos y droga dependientes."

Como en cualquier problema de adicción, la persona presenta serias dificultades para detectar, aceptar, establecer o distinguir un límite en relación a su conducta y aquello que es objeto de su enfermedad.

Es menester buscar mecanismos de protección para los individuos que padecen la ludopatía, y evitar que las consecuencias nocivas de esta conducta repercutan negativamente sobre su persona y familiares.

El Defensor del Pueblo Adjunto, Dr. Gandolfi afirmo finalmente que; "ello resulta de competencia municipal, y por lo tanto sería muy loable que el Concejo Deliberante actúe en éste sentido, es la facultad de establecer mecanismos de protección hacia los jugadores compulsivos, imponiendo límites en los horarios de funcionamiento de estas casas de juego como existe en otros casinos del país. Existen antecedentes de regulación horaria en ciudades como Mar del Plata, Tandil o Necochea".

Comentá la nota