Reclaman una política de Estado para el sector .

La Asociación Agrícola Ganadera solicitó a los legisladores provinciales la necesidad de contar con una política de Estado para el sector agropecuario, en especial en estos momentos que la crisis está "golpeando fuertemente" a los productores.
La delegación del organismo agropecuario, que fue encabezada por su titular Miguel Torroba, solicitó la audiencia a la Comisión de Asuntos Agrarios para informar su preocupación por la situación que atraviesa el sector agropecuario y en particular la situación imperante en la ganadería pampeana y la futura campaña de cosecha fina en el territorio pampeano.

Una dura crítica se realizó al comienzo hacía el Gobierno nacional, donde los ruralistas denunciaron persecución política, tras lo cual el titular de la Comisión diputado Roberto Robledo, dirigiéndose a los representantes de la entidad rural indicó que había algunos que integraban la Comisión Provincial de Emergencia Agropecuaria por lo que estaban enterados de las medidas que está tomando el Gobierno provincial y tenemos que dividir la situación, nosotros legislamos y algunas de esas preocupaciones las tiene que responder el Ejecutivo, dijo.

Apuntó que la semana pasada "estuvimos interiorizándonos de lo que se estaba realizando y recibimos los legisladores esa información, La Pampa esta tratando de llevar adelante la crisis que afecta, en parte debido a la falta de lluvia, con distintos mecanismos, con ayuda financiera y Nación está realizando distintas cosas, como por ejemplo, la entrega de maíz".

"Los productores tenemos un diagnóstico diferente, -dijeron los visitantes- creemos que el problema no es la sequía solamente, sino la rentabilidad, ya lo hemos planteado desde el año 2006 aquí en la Legislatura y hace poco al gobernador, e incluso a los legisladores nacionales pampeanos.

No se puede seguir trabajando en estas condiciones el cuadro de rentabilidad pandero es negativo, por ejemplo, para un productor con 400 vacunos de cría, no se puede seguir manteniendo y ese productor no tiene la misma cantidad, sino la mitad, a muchos les queda muchísimos menos, es preocupante".

A partir de ese comienzo se inició un diálogo sobre el cierre de las exportaciones, la necesidad de una política de Estado, el tema de la rentabilidad, la sequía que agrava aún más la situación, donde se sostuvo que va a terminar con la ganadería, que puede tener una pérdida de 800.000 cabezas o cerca de un millón, donde está incluida la mortandad de los animales.

Más adelante los productores dijeron que para este año los cuatro cultivos, que son el trigo, girasol, maíz y soja, tienen rentabilidad negativa, con rindes promedios bajos, esa es la situación de la agricultura.

El diputado Robledo insistió en esas preocupaciones se tienen que presentar en el Ejecutivo, en la Comisión de Emergencia Agropecuaria, allí es donde está presente el Ejecutivo quien puede buscar soluciones, que actualmente se están brindando, agregó.

Los dirigentes rurales dijeron que la pérdida en 2008 fue de aproximadamente 1.600 millones de pesos y este año será similar o quizás mayor, por eso la ayuda económica actual no alcanza para cubrir los quebrantos del productor.

Se continuó con el intercambio de opiniones, con los dirigentes gremiales del campo pidiendo soluciones de fondo y los legisladores insistiendo en que se debían buscar las mismas en las comisiones provinciales donde tenga presencia el Estado.

Comentá la nota